La Comisión Europea no da la razón a la manipulación de las denuncias sobre violencia policial el 1-O

BRU07 BRUSELAS BELGICA 01 03 2017 - El presidente de la Comision Europea Jean-Claude Juncker pronuncia su discurso durante la sesion plenaria del Parlamento Europeo sobre el libro blanco y el futuro de Europa tras el Brexit en el Parlamento de la Union Europea en Bruselas Belgica hoy 1 de marzo de 2017 El Ejecutivo comunitario presento hoy un libro blanco sobre el futuro de Europa que pretende iniciar la reflexion sobre la Union tras la salida del Reino Unido un documento que los lideres europeos abordaran en la cumbre de Roma del proximo 25 de marzo con motivo del 60 aniversario de la Union Esa cita no simplemente sera el aniversario sino que sera el nacimiento de la UE a 27 servira para pasar pagina dijo hoy ante el pleno del Parlamento Europeo PE el presidente de la CE quien subrayo que ahora toca buscar respuestas a la cuestion antigua de hacia donde se dirige la UE EFE Stephanie Lecocq

Ante la campaña publicitaria realizada por el independentismo catalán a fin de internacionalizar el conflicto y conseguir que Europa condene la actuación policial por parte del Gobierno para evitar el referendum ilegal, Europa ha contestado pegando un portazo a tanto intento de manipulación.

La Comisión Europea rechaza «animar» España a abrir una investigación independiente sobre la violencia policial durante el referéndum del 1-O.
Dimitris Avramopoulos, comisario de Interior, así lo ha manifestado públicamente en sede parlamentaria.

«De acuerdo con la ley de la UE, es una cuestión exclusiva de los estados miembros, garantizar que cumplen con sus obligaciones con respecto a los derechos fundamentales derivados de los acuerdos internacionales y de su Constitución nacional», asegura la Comisión Europea en respuesta al eurodiputado de origen bosnio que hizo preguntas al respecto.

«La Carta de Derechos Fundamentales de la UE» también defiende que es España la responsable de mantener la ley y el orden y proteger la seguridad interior».

Por si había dicho poco a finales de Enero cuando la Comisión Europea dijo bien alto que «estos son tiempos de unidad y estabilidad, no división y fragmentación» ahora terminan de dar la puntilla a las pretensiones del separatismo catalán. Desde luego desde Europa han sido mucho más firmes que desde el parlamento español. Volvemos a sentir vergüenza ajena.