La Cabalgata de Manresa se convierte en un mitin político

Mientras miles de niños ponen toda su curiosidad en ver si son capaces de adivinar cual de aquellos paquetes que llevan los Reyes esconde su «play station» o cuál el traje de fútbol de Messi, un impresentable Rey Baltasar destroza la magia del momento, hablando a los niños de las situaciones injustas que han motivado que haya algunos políticos en prisión o en el exilio.

No sólo ha sido en la Cabalgata de Manresa, también en la de Vic y en otras localidades de la zona se han realizado nuevos actos de adoctrinamiento infantil, Goebbels al lado de estos era una hermanita de la caridad.

Repartieron globos amarillos a todos los niños para que la plaza Mayor de Manresa se viese de este color, aunque no hubiese hoy muchas bufandas y mientras los niños jugaban con los globos, todo un montaje perfectamente ensayado concluía con todo tipo de soflamas en favor de la liberación de los «presos políticos encarcelados».
Para que los niños lo entendiesen mejor, y no se distrajesen pensando en su scalextric, en el alegato lanzado, se les explicaba a los niños, que otros pobres niños no pueden estar en este momento con sus papás, dado que la prisión y el exilio los separa.
Igualmente el Alcalde, también habló de democracia y libertad.

Obviamente, aprovechando el tirón, TV3, buscaba cualquier signo de apoyo a los presos que fuera amarillo, daba lo mismo que fuese una bufanda, o la yema de un huevo frito, el caso es que había que dar color, en esa escenificación no podían faltar los «ganchos» de esta estafa del amarillismo político, de manera que cuando las cámaras se acercaban a los congregados, los actores intentaban ocupar el plano, con luces amarillas, con los ramos de globos amarillos, con ropa amarilla, los teléfonos en función linterna lanzando un haz amarillento, farolillos con lazos amarillos, etc, Y Carmen Forcadell, dando tumbos a la busca de un micrófono para repetir consignas, eso sí, en un lenguaje que poco a poco se va suavizando, no vayamos a enredar… y vuelva a dar con sus huesos en Meco.
Las fianzas y las multas no son chantajes; las deben pagar los políticos implicados en causas judiciales por el procés; aquellos que han intentado dar un golpe de estado contra España; lo mismo que lo hicieron los encausados en el 23-F, por mucho menos. Sí, por mucho menos. Tejero quiso cambiar un régimen. Pero estos han querido además de cambiar el régimen, romper España, y ese delito sí que es imperdonable.

1 Comentario

Comentarios cerrados.