Joan Báez: Desde el geriátrico a Cap Roig

No es que haya sido muy equilibrada la vida de la cantante Joan Báez, a la que no negaremos la posesión de una voz prodigiosa, que mezclada con cuatro acordes ramplones, dieron un resultado más que aceptable; esas virtudes fueron la base de una de las más grandes de la llamada canción protesta.  Pero lo que está claro es que ahora con casi ochenta años, se ha desequilibrado del todo y se nota que ha convertido su tradicional reivindicación social, contra todo, en una protesta fundada en encargos previo pago de su importe.

Lleva ya años de relación Joan Báez con Barcelona,  con Pedralbes y con la fundación Caixa, pero es ahora cuando ya estando gagá, se le da la vuelta la pinza, cuando se muestra reivindicativa a golpe de talonario. Se ve que queriendo asegurarse una mejor jubilación.

El otro día en un concierto y tras reivindicar el derecho a los  trabajadores  mexicanos  en USA a los que debería denominárseles refugiados (según Báez), decidió en Calella de Palafruguell  en el festival  de Cap Roig, en el que participaba como parte de su gira de despedida, hacer un guiño al nacionalismo catalán.

La cantante que fue según aseguran, amante de Martín Luther King, junto a al menos otras tres mujeres,  (¿Recuerdan… aquel profeta de los derechos de los negros que mientras presumía de una vida religiosa e íntegra, junto a su mujer, tenía a las amantes escondidas en su camerino?). Bueno pues Joan Baez fue considerada una de las tres amantes oficiales de Martin, de quien el FBI llegó a decir que además de marxista, realizaba aberraciones sexuales.

Pues esa misma amiga Báez, protestona impenitente, amiga del régimen cubano, y luchadora de distintas causas a lo largo de los años, ahora se dedica, previo pago de su importe, a decir lo que le dicen que diga. Ya no hay tanto: «No, no, … no nos moveran», porque ahora ya sí que se mueven con el tintineo de los jayeres,  ahora ya lee el guión y habla de presos políticos catalanes. Una esbirra más, una mercenaria al servicio del régimen independentista para llegar más allá, para internacionalizar sus reivindicaciones, una funcionaria bienpagada.

Mal final para tu carrera Joan Báez,  Desconocemos si el resto de tus reivindicaciones  a lo largo de tu vida (Vietnam, Checoeslovaquia)… etc.  se produjeron contra pecunio, o si te mereció la pena la cárcel en la que estuviste en varias ocasiones. Pero aquí en España dando apoyo y respaldo a los golpistas catalanes, tu opinión está de más. Vuelve al geriátrico del que no debiste llegar a salir este fin de semana.