Italia propone “Centros de Expulsión de Inmigrantes” para frenar el efecto llamada de las mafias internacionales

Los líderes del M5S y de la Liga, Luigi Di Maio y Matteo Salvini respectivamente, han viajado este domingo al sur para hacer campaña antes de las elecciones administrativas que se celebrarán el 10 de junio en municipios de toda Italia como Ancona, Brescia, Vicenza, Siracusa, Brindisi, Ragusa o Catania.

Precisamente, Salvini ha optado por Catania para clamar contra la inmigración ilegal en una ciudad que acostumbra a recibir gran número de personas que atraviesan el Mediterráneo para llegar a Europa, víctimas de mafias internacionales de trata de personas.

Salvini, que también es vicepresidente y ministro del Interior, ha dicho en la ciudad siciliana que su prioridad será frenar las llegadas de migrantes y acelerar las deportaciones de quienes permanecen en Italia en situación irregular.

Salvini considera que es hora de que la isla de Sicilia deje de ser “el campo de refugiados de Europa” y ha abogado por implementar de inmediato “centros de expulsión” porque, en su opinión, “la única manera de salvar vidas” en el Mediterráneo es impidiendo que estas personas partan hacia Europa.