Intervención del Gral. Chicharro, presidente de la FNFF. Manipulación de la Sexta

Este fin de semana, hubo un programa televisivo en la Sexta, (Secta), en la que se encontraba invitado el Gral. Chicharro. Con las herramientas que tiene el “Sistema”, volvieron a jugársela, suerte que el General aprende pronto, porque de momento se encontraba ajeno a los manejos habituales de estos “desinformadores”.

  • Le citaron en un hotel en la calle de Arturo Soria a las once y media de la noche, cuando el General Chicharro llegó allí le dijeron en el hotel, que ellos no sabían nada.
  • Posteriormente puestos en contacto le indican al General que se trata de un error y que se tiene que trasladar al otro extremo de Madrid. Con lo que consiguen que llegue apurado de tiempo y absolutamente estresado por no llegar a tiempo.
  • Comenzado el programa se produce un retardo inexplicable en conexión que apenas le permite argumentar y de repente le cortan en su intervención.
  • Aunque el general no se veía en cámaras, mientras él interviene van mezclando con malicia y de manera subliminar,  imágenes negativas tales como alguna de Billy el niño y otras de índole parecida.
  • Esta situación ha sido analizada por Pepe Martín Ramos, Director de RTVE en Canarias durante muchos años, al igual que por Javier Godoy (experto en Comunicación) y dictaminan de manera tajante, que nada de esto es casual, que es fruto de una burda manipulación de libro, y que como la imagen que estaba dando el General, a pesar de todo, no era políticamente correcta, por lo bien que estaba quedando, también con su referencia a la constitución, decidieron cortar por lo sano.

Los que llevamos conociendo los ambientes de la política desde hace mucho tiempo conocemos sobradamente todo este tipo de manipulaciones, por haberlas sufrido en múltiples ocasiones, a cargo de un montón de periodistas y presentadores, aún recuerdo la manipulación sufrida hace mucho años por parte de Iñaki Gabilondo, que tras invitarnos a un debate en el que a todas luces salimos beneficiados, decidió no emitir jamás ese programa, y lo rodó posteriormente con otros protagonistas. Curiosamente todos los programas debate de Gabilondo eran en directo, menos el nuestro que fue en diferido.

A Goebbels le dejan corto estos democratillas.