Increíble: el Supremo acierta al retirar la euroorden de detención contra Puigdemont, que ya es un desterrado

Es cierto. El Supremo ha acertado al retirar la euroorden de detención  contra Puigdemont y la compañía con la que andaba en Bélgica. Nunca debió pedirse teniendo en cuenta que a quien se pedía era a nuestra buena amiga Bélgica, tierra refugio de terroristas etarras en su día.

Aunque Martín Pallín, nosequé emérito del Supremo y juez jubilado rojo de guardia de Ferreras, dijera en la Sexta en Al Rojo Vivo, hace ya tiempo, que el principio de doble incriminación no existe en las euroordenes parece ser que sí. Eso significa que a la hora de la extradición sólo puede juzgarse en España por aquellos delitos por los que se concede la misma y  parece ser que en Bélgica ni la sedición, ni la rebelión existen como tales en su Código Penal. Que se queden los belgas a Puigdemont y que les cunda.

La jugada jurídica que, probablemente, tenían en mente Puigdemont y sus abogados, algo así como acabar siendo juzgado por poco más que desobediencia y malversación, se les ha caído con todo el equipo. Ahora lo que le queda es o susto o muerte u ostracismo, a lo que quizá se le hubiera condenado en la Grecia clásica  por traidor, o cárcel según entre por la frontera española.

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo, traerle para poderle juzgar por un delito menor no sería justicia, la existencia de la teoría de la doble incriminación ataba a la justicia española. La idea no me parece mal, pero es una maniobra demasiado política para un jurista, que debería limitarse en puridad en decir que me lo traigan que ya le juzgaré yo… por lo que pueda. Aunque nos alegremos.

  2. Y ¿cómo se fué? AQUI las noticias eran de implacable vigilancia para evitar su fuga. …. y se pira. No me creo nada. Y a Amer de fijo que vendrá.
    Eso sí… de aquí 300 años aún se hablará del coñazo este.

Comentarios cerrados.