Iñaki Urdangarín ya está preso en la cárcel de Brieva, en Ávila

El cuñado del Rey, ya está en prisión, ha ingresado esta mañana en torno a las ocho en la prisión de Brieva, esa prisión es sólo de mujeres, si bien por cuestiones de seguridad, ha sido la que le ha sido recomendada por sus asesores, y elegida por el marido de la infanta Cristina.

La entrada al centro se ha realizado de manera discreta y no ha sido recogida por los medios.   Esta  prisión además de recoger mujeres, tiene un pabellón especial con cinco celdas, patio propio, comedor y salas de vis a vis. Es de imaginar que las otras cuatro celdas, o estarán vacías o con presos de mucha confianza, que no generen ningún tipo de problemas al interno Urdangarín. De momento Cristina y sus cuatro hijos seguirán viviendo en Ginebra.

 La Audiencia provincial de Palma le dio cinco días al exduque para entrar en una prisión que él mismo podía escoger. Un día después de que el Supremo confirmara la sentencia de este caso de corrupción, la Audiencia de Palma le entregó en mano la orden judicial que ordenaba el ingreso a prisión y que le daba cinco días para presentarse voluntariamente. Urdangarin está condenado a cinco años y diez meses de prisión y llegó el domingo por la noche en avión de Ginebra. Podría haber ingresado hoy a lo largo de la tarde, y ese día sería igualmente computado, pero a medida que pasasen las horas, el revuelo mediático sería mayor, por lo que ha optado por incorporarse a la disciplina penitenciaria a primera hora.

Urdangarin está condenado por malversación, prevaricación, fraude a la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias. Su exsocio Diego Torres, que cumplirá condena en Can Brians 2, está condenado a cinco años y ocho meses por malversación, prevaricación y fraude a la administración.

Una vez en la prisión, el cuñadísimo habrá de pasar todos los trámites penitenciarios que se realizan tras el ingreso de los internos,  será huellado, se le pasará un reconocimiento médico,  y se le hará una entrevista por parte de un equipo compuesto por psicólogos y criminólogos y trabajadores sociales, dependientes de la junta de tratamiento, del informe que realicen saldrá la propuesta de clasificación en un grado u otro, aunque todo indica que pueda ser clasificado como preso de segundo grado, con algún, tipo de trato preferente dado el perfil personal del condenado, como por ejemplo la propia prisión en la que se le va a dar cabida, y el módulo “de respeto” en el que va a ser destinado.

Antes que él, ya estuvo en ese pabellón otro ilustre “chorizo”, aquel que se quedaba con el dinero de los colegios de huérfanos de la Guardia civil, ¿Recuerdan? su director general, entonces, Luis Roldán; el cual se quejó en más de una ocasión del frío que pasó en aquella prisión, comparándola con un gulag siberiano. Parece que los problemas de frío quedaron solucionados con una fortísima inversión en una nueva calefacción para el centro, por lo que pensamos que Urdangarín siendo además un chavalote del norte, no tendrá ese problema.
Hace años, si uno se quería codear con la Jet, tenía que irse a Mallorca o a Zahara de los atunes, ahora sólo tiene que ir a Extremera, Brieva o Alcalá-Meco.