Impresentable la presión ejercida por JxCat al juez Llarena, supone una injerencia punible

Junts per Catalunya pretende chantajear de manera indecente al Juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, amenazándole con promover una querella si no autoriza la salida de Jordi Sànchez para el debate de investidura del próximo lunes. Desde luego en buena lógica el juez debía no dejarle salir, aunque no fuera más que para ver a dónde están dispuestos a llegar en sus amenazas.

Esta actitud es propia de macarra de coches de choque, de chulo de lupanar. No se puede meter presión a un juez en el ejercicio de su cargo para que realice una resolución en el sentido que nos interese, esa actitud chantajista es propia de las mafias del narco.

Si consideran que el Juez ha prevaricado, podrán proceder con una querella contra él, si sencillamente ha resuelto en contra de sus peticiones, tendrán abierta la vía del recurso; pero eso… a posteriori. Amenazar previamente a que un juez realice un fallo judicial o cualquier otra resolución que conceda o niegue derechos, es absolutamente punible desde nuestro punto de vista.
Efectivamente el portavoz adjunto Eduard Pujol, ha dicho que será por prevaricación por lo que procederían contra él. Dado que el juez no puede decidir quien es presidente y quien no.

Ya han presentado escritos al Tribunal Supremo y al Tribunal Constitucional solicitando la salida para la investidura, y han solicitado que el Parlament también lo haga, de momento la única respuesta que han obtenido es la del ministro Catalá que ha manifestado que Catalá pide a JxCat que no «amenace» con querellas al juez Llarena y le deje trabajar:

«En un Estado de Derecho y de justicia independiente sería conveniente no amenazar a los jueces con querellas y dejarles trabajar», ha dicho el ministro. En estos mismos términos se ha pronunciado el titular de Justicia esta mañana antes de participar en un acto organizado por la CEOE y el Consejo de Economistas y ha insistido en que el candidato a la Presidencia de Cataluña debe ser aquel que puede «ejercer sus responsabilidades».