Imparten cursos para enseñar a masturbarse, con dinero público

Mil cuestiones que resolver, un montón de preocupaciones de la ciudadanía, dificultades sociales y laborales; pero… mientras tanto la Administración Pública, que debe velar básicamente por aportar soluciones reales a problemas reales, en vez de eso se entretiene en subvencionar actividades carentes de sentido, en promocionar y patrocinar talleres de pajilleros.
En la sociedad de la información, al parecer hay que enseñar a dos afeminados a darse cremita, o a explicarles a las chicas como utilizar sus manitas en artes masturbatorias. Desconocemos cómo ha sido posible que miles de chavales, se confesaran/nos confesáramos de adolescentes por haber “pecado contra el sexto”, sin asistir a estos cursos tan interesantes, y como antes de la existencia de los ordenadores, la gente pudo haber llegado a ser seguidores de Onán, sin enseñantes avezados en tocarse las pelotas como único patrimonio didáctico.
La Junta de Andalucía tal día como hoy, pone en marcha unos talleres, pagados con dinero público para enseñar a los jóvenes el vicio solitario, o en compañía… si se cuenta con un buen botecito de crema. La cultura del Hedonismo, pretende adormecer a la chavalería, utilizan como disculpa… el Día Europeo de la Salud Sexual; se realizarán en Torremolinos. Y si chuscos son sus contenidos, más groseros aún son sus reclamos. En uno se ve a una fémina y la frase publicitaria dice: “Afrodita y su manita”. Un par de hombres peludos, uno encima de otro, en un poster, y el reclamo dice; “Tú me das cremita, yo te doy…” Es tan soez, que lo único que puede conseguir es el efecto contrario, y que más de uno, asqueado, pueda realizar algún comentario homófobo. Y no nos dejemos el último de los carteles, un tipo se agarra la entrepierna mientras la leyenda dice: “Más de tres sacudidas…”
La empresa adjudicataria de la generosa subvención por enseñarnos a tocárnola, se llama Apoyo+ y es la que desarrolla esta mierda de curso, coordinada con la Consejería de Salud. Todo parece justificarse, ya que según indican “la salud sexual no es sólo la prevención, sino también el placer y el disfrute”.
Los argumentos son aún más delirantes:
• Para que ellos no se aburran con una “práctica que puede llegar a resultar monótona”.
• Para evitar que aumente en ellas “la inseguridad frente a sus vulvas”
• Para que los homosexuales se den cremita mutuamente y se estimulen eróticamente.
• Taller de autocoñocimiento para mujeres cisexuales.
Todo esto se imparte en una universidad acorde con la materia… Un bar de ambiente gay.
No somos especialmente timoratos o meapilas, pero que ahora se gasten la pasta fomentando la masturbación nos parece un despilfarro económico y de energías, un adoctrinamiento gratuito, con clases prácticas, impartido por una ONG, de la que adivinamos que ha buscado profesoras por los polígonos, y que desconocemos como ha podido acreditar los méritos suficientes para hacerse con este concurso púbico… (perdón, quisimos decir público),suponemos que esta ONG tenía mucha mano… y además que sabían utilizarla.
Pero que eso se pague con el dinero de todos… Manda huevos. (Con perdón).

PEDIMOS PERDÓN POR LO GROSERO DE LAS IMÁGENES, PERO ERAN NECESARIAS.

3sacudidas-copia-600x849

cartel-taller-dos-k8JE--510x349@abc