Histórica sentencia en el caso Palau, desvío de fondos por al menos 23.000.000€. Convergencia condenada

La sentencia del caso Palau convierte en una realidad el 3%. La Audiencia de Barcelona ha ordenado el decomiso de 6.676.105 euros a CDC y ha condenado a su extesorero, Daniel Osàcar, a cuatro años y cinco meses de prisión por el cobro de comisiones ilícitas procedentes de Ferrovial, que a cambio recibía obra pública. Félix Millet ha recibido una pena de nueve años y ocho meses de prisión; Jordi Montull, a siete años y seis meses de prisión; y Gemma Montull, a cuatro años y seis meses.

La Audiencia de Barcelona, no admitió el pacto con la Fiscalía Anticorrupción para que no entrase Gema Millet, además de las penas privativas de libertad, que van entre más de cuatro años y cinco meses, a casi diez años para el principal responsable deberán pagar unas cuantiosas sanciones económicas.
Felix Millet, más de 4 millones, Montull, 3 millones, Gema Montull 2,6 millones y Daniel Osácar el tesorero de Convergencia. 3.796.555 €

También se condena a otras ocho personas, a penas menores,once meses a dos años para los asesores fiscales externos del Palau de la música, y un año y nueve meses para los empresarios que cobraron sus trabajos para el Palau, los directivos de Ferrovial y la exdirectora del Palau, quedan absueltos.

Convergencia Democrática de Cataluña, robaba, perdón cobraba el 4 % de la cuantía de los contratos. Repartiéndose el 2,5 para el partido y el 1,5 restante para Millet y Montul, con este cálculo Convergencia se llevó en esos años 6.676.105 Euros al menos, que es la cantidad que el Tribunal ha ordenado decomisar.

De esta manera, CDC obtuvo entre 1999 y 2009 la cantidad de 6.676.105 euros por lo menos (eso ya demostrado), que es lo que ahora el Tribunal ordena decomisar. Estamos hablando de una cantidad aproximada de mil ciento diez millones de las antiguas pesetas.
… je, je, je. España nos roba.

El desfalco total que se puede acreditar está en torno a los 23 millones de Euros. Unos 4.000 millones de pesetas.

El tema saltó a los medios por una querella presentada por un presunto delito Fiscal, el departamento de anticorrupción del Ministerio Público estaba investigando debido a la abundancia de billetes de 500 Euros detectados en el seno de la entidad, lo que conllevó a un registro en el que se vieron miles de apuntes contables, donde se registraban los pagos de comisiones a cambio de la concesión de obra pública. El beneficiario, Convergència Democràtica de Catalunya; el pagador, Ferrovial; el intermediario, el Palau.

Para mayor INRI, entre las sospechosas estaba la construcción de la Ciudad de la Justicia.
Aun quedan unos diez millones de Euros que no se sabe donde han ido a parar.
Los traslados se hacían en ocasiones a hombros de los Bedeles del Palau que llevaban mochilas repletas de billetes.

El enjuiciamiento de la Causa ha durado unos nueve años y ha rellenado 60.784 folios en 102 volúmenes.
Los políticos independentistas de Convergencia se vieron obligados a realizar el cambio de nombre de la formación (de Convergència a PdCAT) por la corrupción,

El fiscal del asunto, Emilio Sánchez Ulled, aseguró en su informe final que “el Palau era la cañería del dinero al partido”.

Son una puta secta, por eso a pesar de que estaba cantada la condena, su electorado se lo perdona todo. Al fin y al cabo considerarán… que los que roban… son «los nuestros».