Ha muerto Alfie Evnas, el niño católico asesinado por el sistema liberal británico. Un juez, masón y gay, lo sentenció a muerte.

El niño británico Alfie Evans, que sufría una enfermedad degenerativa, ha muerto. Sus padres plantearon una batalla judicial para trasladarlo a Italia y que fuera tratado allí, algo a lo que la Justicia británica se opuso. En un mensaje colocado en la red social Facebook, su padre, Tom Evans, ha anunciado el fallecimiento del niño con un mensaje: «Mi gladiador ganó su escudo y sus alas a las 02.30… absolutamente desconsolados».

Los padres de Alfie, de 23 meses de edad, desafiaron durante los últimos meses a la Justicia británica y al hospital donde estaba internado en Liverpool para conseguir que su hijo fuera trasladado a Italia, donde un hospital mostró su disposición a tratarle. De acuerdo con el hospital, el bebé, nacido el 9 de mayo de 2016, tenía una patología neurodegenerativa rara para la cual no había tratamiento.

Los médicos le desconectaron de las máquinas que le mantenían con vida el pasado lunes por la noche, después de haber estado ingresado en el centro Alder Hey Children’s Hospital desde 2016.

Pese a retirarle la asistencia, Alfie continuó respirando por sí mismo durante varias horas, tras lo cual le fue suministrado de nuevo oxígeno. Esto, según su padre, demostraba que podía respirar solo y que su estado de salud era «significativamente mejor» que el evaluado por los médicos.

1 Comentario

  1. Descanse en paz.
    Mi más sentido pésame a sus padres y familiares.
    Rezaré por él.
    SIENTO DECIR QUE NO PUEDO PERDONAR AL INHUMANO SISTEMA JUDICIAL BRITÁNICO, QUE ha querido rematarlo, en lugar de darle la posibilidad de ir a ITALIA, e intentar salvarlo, mantenerlo con vida, etc.
    ¿Desde cuándo el Estado puede situarse por encima de los padres de un hijo, menor de edad…?
    ¿Hacia que dictadura estatalista vamos?

Comentarios cerrados.