Granados declarará en febrero. Objetivo: Cifuentes y Aguirre

Francisco Granados acudirá el próximo 12 de febrero a declarar voluntariamente a la Audiencia Nacional. Y allí tratará de apuntalar sus acusaciones contra una veintena de excompañeros de partido, con Esperanza Aguirre y la actual presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes , en el seno de la trama Púnica.

El pasado mes de 20 de octubre y en un auto desvelado por este diario, el exconsejero de la Comunidad de Madrid pidió la imputación de Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre, Ignacio González y y una veintena de ediles y cargos intermedios del Partido Popular como Borja Sarasola o el actual número tres del ejecutivo regional madrileño, Jaime González Taboada.

En el escrito, Granados vinculó a los citados con la presunta financiación ilegal del partido tras un informe de la Guardia Civil sobre las relaciones de la empresa Laboratorio de Almagro 26 Sl y la caja B del PP con la que se sufragaron presuntamente las campañas electorales de 2007 y 2011 en Madrid y las generales de 2008. En el caso de Cifuentes, por ejemplo, Granados recuerda que ella era la responsable de movilización del Comité de Campaña en las autonómicas y municipales de 2007.

Será un poco lo mismo que con Costas. Ya es hora que Mariano Rajoy renuncie a su cargo y devuelvan todo el dinero robado.