Golazo de Giuseppe Conte a Pedro Sánchez en la cumbre de la inmigración

Gol por toda la escuadra de la selección italiana al combinado español dirigido por Pedro Sánchez en la cumbre europea por la inmigración, reunión de pastores para determinar cuál era la oveja muerta y, parece ser, que le ha tocado a España.

De las conclusiones de la la cumbre se desprenden varias ideas. Primero, que hay un claro vencedor gracias a su política firme y anti populista: Italia. Segundo, que con la ayuda del resto de países miembros han largado el problema a España, cuyos dirigentes aún no lo saben.

Europa ha determinado la creación “voluntaria” de centros de triaje para separar a los refugiados de los inmigrantes económicos. Además, Italia ha conseguido que sea aceptada por todos esa máxima que dice que inmigrante que llega a Italia, llega a Europa. Juntamos las dos ideas y queda que Italia no tendrá centros “voluntarios” de separación con lo que mandará sus inmigrantes a países que sí los tengan (España). Así, el flujo migratorio del sur de Europa va a pasar por España, sí o sí. La reubicación en otros países miembros de los refugiados será también “voluntaria”. Los del norte de Europa no los han querido nunca y los del sur han conseguido que España se los quede.

Y éste es el problema de tener un hombre guapo de presidente del Gobierno con menos luces que osos Yogui.