Giro en el caso de la agresión sexual de la “manada” del F.C. Arandina

Recordemos que el asunto al que nos referimos, es aquel por el que se encuentran presos tres jugadores del club de fútbol Arandina y que tiene que ver con una presunta agresión sexual a adolescente de 16 años, a la que supuestamente habrían obligado a mantener relaciones sexuales.
Pues bien, dos jóvenes amigas de la víctima al parecer han aportado un vídeo, que estaría grabado por la menor y dos audios de Whatsapp.
Las jóvenes, que tenían que prestar declaración en calidad de testigos, lo han hecho en torno a las grabaciones aportadas, según manifiestan los letrados de las partes.
Las imágenes son de cuatro segundos de duración, y en ellas la presunta víctima está sentada junto a los futbolistas y a otra persona de la que hasta la fecha nada sabíamos., de momento las partes han pedido que se les dé traslado del vídeo para verlo detenidamente a cámara lenta, puesto que el único visionado ha sido realizado con baja resolución y con los medios existentes en el juzgado. Según ha manifestado uno de los letrados de la defensa, el vídeo podría haberlo grabado la propia denunciante, y lo distribuyó a sus amigas de Whatsapp; incluso fue colgado en Musical-ly, permaneciendo en esa red social durante un tiempo, se grabó en torno a las once menos cuarto de la noche que ocurrieron los hechos denunciados, el día 24 de noviembre, y la actitud podría ser pacífica y amistosa con los posteriormente denunciados.
Pero quizás puedan ser más contundentes las notas de audio de Whatsapp, en las que siempre según el propio Uriarte, la supuesta víctima “se jacta, presume de haber mantenido relaciones con los tres”advirtiendo que como se lleguen a ir los chicos de la lengua, si ella tiene que decir mentiras, las dice, o si tiene que inventarse algo se lo inventa. (estas manifestaciones, las hace uno de los letrados intervinientes)
Si esto fuese así, tal como señala el propio Uriarte, con esas pruebas «está cayendo el castillo de fantasía que se ha ido montando alrededor de esta denuncia» y ha lamentado que sea la defensa la que tenga que demostrar lo que no ha pasado, como en las “pruebas diabólicas del medievo”
También dice que los jugadores niegan la existencia de relaciones sexuales, y preguntado si hubo tocamientos consentidos según las manifestaciones de los investigados, el letrado ha contestado que «era ella la que tocaba». Y ellos no sabían que tuviera menos de 16 años, que siempre presumió de tener más. Por lo que la defensa considera que en breve espera que sean puestos en libertad de las prisiones de Burgos y Valladolid.
A la vista de lo manifestado por el referido abogado y en caso de ser cierto, podríamos estar ante una repetición de lo ocurrido, con la violación múltiple que se seguía en Galicia, en la que la denuncia resultó ser falsa, pasando la perjudicada, a ser investigada por la presunta comisión de una simulación de delito.
Estos hechos no benefician a la mujer en general, dado que se tiende a generalizar que todas las denuncias por violación son falsas, pasando a ser sospechosa la mujer agredida sexualmente, lo que conllevaría que muchas no quisieran denunciar, y que las que lo hacen puedan sufrir una victimización secundaria, amén de la situación personal y psicológica en la que quedan los propios acusados falsamente.
Nos preguntamos en que piensa nuestra sociedad enferma, cuando empiezan a ser constantes las relaciones sexuales en grupo, ya sean consentidas o no, con mujeres cada vez más jóvenes. Creo que nos encontramos ante un sentimiento generalizado en el que el hedonismo se ha instalado en nuestras costumbres sociales, y que entendemos que es fruto de la falta de valores y frenos morales.
Veremos si esta situación puede influir algo en la sentencia de la “manada navarra” (recordemos que también hablaban de relación consentida. Y desde luego veremos si la Fiscalía actúa con contundencia en los casos de denuncias falsas, para salvaguardar los casos de las pobres mujeres que sí son víctimas de casos execrables obra de auténticos malnacidos.
Como dijera la Magistrado Juez decana de Barcelona, poco antes de que la crucificasen por parte de los colectivos feministas, a veces cuesta ver el trigo entre la paja de tantas denuncias falsas

1 Comentario

  1. Una buena parte de esos casos son denuncias falsas…
    Hay chicas menores de edad que van buscando «guerra», es decir, se comportan como mayores, generalmente mintiendo en la edad, pero cuidado si pasa algo, que entonces sacan el DNI…
    Vivimos en una sociedad hipócrita y reaccionaria, que creo no es consciente del gran LIBERTINAJE SEXUAL QUE HAY…

Comentarios cerrados.