Freixenet, se la juega del todo, ha recibido la visita de Rajoy en su cava, y le ha dicho que «gracias al art. 155 la normalidad continúa adelante»

Entre grandes medidas de seguridad, llegó Mariano Rajoy a Sant Sadurní, para hacerse presente en las cavas de Freixenet, donde le regalaron los oídos, ya que el presidente de los espumosos, le dijo que «Rajoy es amigo de esta casa». Mientras en la puerta algunos que no estaban tan de acuerdo con el 155. protestaban.

La policía había relegado a los manifestantes a un rinconcito, donde apenas se les veía, ya que el número de manifestantes, era muy pequeño, tan sólo alguno que conocía alguna ruta alternativa para llegar, dado que las medidas de seguridad impedían el acceso a la zona, estando la mayoría de los manifestantes frente a la estación de Renfe, como en «Penélope» de Serrat.  Mientras repetían las estrofas…

 

Tristes a fuerza de esperar
Sus ojos, parecen brillar
Si un tren silba a lo lejos…
Uno tras otro los ve pasar
Mira sus caras, les oye hablar
Para ella son muñecos.

 

Sólo los miembros de la prensa tenían el acceso franco, la vigilancia a cargo de los Mossos y del equipo de seguridad de Moncloa.

 

Allí se presentó el presidente del gobierno, con media hora de retraso acompañado de García Albiol, y ambos escucharon la reafirmación  de Bonet como constitucionalista,  En justa correspondencia Rajoy  improvisó unas palabras, (¿improviso?), pidiendo que no hagan boicot a los catalanes, y entre dientes se le escuchaba… y muy especialmente a Freixenet, que se esta tirando el rollo.  García Albiol también le soltó una andanada a Iceta, con el tema del indulto… Pues que si quiere ser presidente con sus votos, ya se puede ir olvidando.

Otra performance…

 

1 Comentario

  1. Yo solo consumo CAVA ARAGONÉS, que está muy bueno, y no tiene nada que envidiar al catalán…
    Y no solo es un problema de cava: EN REALIDAD NO COMPRO NADA QUE VENGA DE CATALUÑA.
    ¡Qué se jodan!
    No quiero robarles más (como dicen ellos).

Comentarios cerrados.