Francia consigue su segundo Mundial de la historia

Francia se gana su segunda estrella mundialista 20 años después. Así, el equipo del gallo asaltó el trono futbolístico más importante, en el que ya se sentó una vez y que le fue negado hace 12 años. En 1998, tocó la gloria ante Brasil de la mano de Zidane al conseguir su primer título en el campeonato que se celebró en su país, cuando jugadores como Mbappé ni habían nacido. En 2006, en esa final recordada por el cabezazo del propio Zizou a Materazzi, la selección italiana les privó de lograr su segunda copa en los penaltis.

Deschamps ha exprimido la calidad de sus jóvenes. Así lo ha atestiguado Mbappé, que a sus 19 años ha exhibido potencial por los estadios rusos; también el colchonero Griezmann, que acabó como máximo anotador ‘bleu’ con cuatro goles; e incluso Lucas Hernández, sin competencia en el lateral izquierdo pese a disputar su primera gran cita con la camiseta gala. El entrenador del doblete mundialista ha juntado todo eso con la garra de gente experimentada como Giroud, Umtiti o Kanté.