Fran Maciá, el Alcalde de Callosa, sabía que una resolución contraria a sus deseos de cargarse la Cruz estaba al caer.

Sólo unas pocas horas después de que el Alcalde de Callosa y el Subdelegado del Gobierno movilizaran a 60 Guardias Civiles para poder llevar a cabo el derribo de la Cruz de los Caídos de Callosa, el Tribunal Superior de Justicia de Valencia dictaba resolución por la que ordenaba el cese inmediato de las obras destinadas  a la destrucción o desplazamiento de la Cruz. El héroe del socialismo, el Alcalde, Fran Maciá, y el imbécil del Subdelegado del Gobierno tenían que saber que esa resolución estaba pendiente y que, por lo tanto, actuaban, además de cómo auténticos inmorales, fuera de la Ley. La Asociación de Abogados Cristianos y Vox anuncian querellas contra estos dos pájaros. Ojalá vayan adelante.

La Ley de Memoria Histórica es impresentable. La que hay. La que viene es pura tiranía comunista. Si la que hay, como la que viene, son constitucionales es que la Constitución es una mierda llena de palabras que no se cumplen: libertad, libertad de expresión, libertad de pensamiento, pluralismo político. No acabamos de entender como no ha habido alguna entidad que haya llevado la LMH al Constitucional.

En Callosa hemos asistido al hecho palpable de lo que significa la LMH del PSOE. La coartada son las dichosas fosas y cunetas que nunca acababan de encontrar de verdad. Y que, en todo caso, no son fosas clandestinas sino fosas comunes en las que el franquismo enterró, y no a escondidas, a quienes fusiló.  ¿Qué es lo que significa la LMH y lo sucedido en Callosa? Es la reivindicación del PSOE de sus crímenes. Es el PSOE diciendo que aquellos asesinatos estuvieron bien. Es el PSOE retirando el recuerdo de quienes el PSOE asesinó. Como si ETA retirara un día los monumentos a las víctimas del terrorismo etarra.

Hay muchos millones de españoles que están contra la LMH. Millones de españoles a los que esa Ley les afecta en lo más profundo de su corazón. Sólo se vencerá a esa Ley y a su aplicación, que en el futuro conllevará penas de cárcel, con la organización y la movilización de la oposición a la misma. Muchas organizaciones tienen esa responsabilidad histórica que, por cierto, no es hablar del pasado sino de la más rabiosa actualidad que impone la izquierda. De momento, el trabajo de La Falange es de agradecer.

2 Comentarios

  1. Deberían denunciarle por PREVARICACIÓN Y DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD JUDICIAL, este segundo delito solo si hubiera recibido la notificación antes de ordenar la retirada de la CRUZ, que mucho me temo que no habrá sido sido retirada, sino también DESTRUCCIÓN.

Comentarios cerrados.