Fortes roza la Puerta Grande en la apertura de la temporada taurina en Las Ventas

Fortes (ahora se anuncia sólo así) es hijo de torero y torera: un caso único. Ha demostrado muchas veces su valor impávido. Tiene la fortuna de que le toca el tercer victorino, «Mucamo», un excelente servidor para crear faena: va al caballo de largo, galopando. Saluda Carretero en banderillas. En la muleta, el toro es pronto, se mueve, humilla, repite, transmite. Después de doblarse bien, el trasteo es irregular: alterna largos muletazos con algún enganchón. La gente está con él porque la faena ha tenido mérito y emoción. Mata bien: justa oreja y gran ovación al gran toro. Comenta un pedante: «¡Dios, qué gran “Mucamo”, para un buen matador!» El sexto derriba al picador, espera en banderillas, es menos claro pero, ante la firmeza del diestro, saca buen fondo. Muy firme y asentado, Fortes consigue buenos naturales de mano baja. Está rozando la Puerta Grande pero alarga la faena y pincha. En éste, más complicado, me ha gustado más que en el otro. En conjunto, ha mostrado una positiva evolución. Para él son, en este Domingo de Ramos, las merecidas palmas y ramos de olivo.

MONUMENTAL DE MADRID. Domingo, 25 de marzo de 2018. Primera corrida de la temporada. Más de media entrada. Toros de Victorino Martín, bien presentados, de juego desigual, muy excelente el 3º.

EL CID, de azul marino y oro. Estocada y dos descabellos (silencio). En el cuarto, pinchazo, estocada y dos descabellos. Aviso (silencio).

PEPE MORAL, de grana y oro. Dos pinchazos y estocada (silencio). En el quinto, dos pinchazos, media y dos descabellos. Aviso (silencio).

FORTES, de lila y oro. Estocada (oreja). En el sexto, cuatro pinchazos y estocada. Aviso (ovación de despedida).

Fuente: ABC