Forn se hace caquita, y ya no quiere su escaño

El consejero de Interior Joaquin Forn, ha comunicado a la dirección del PDeCAT la dimisión de su escaño en el Parlament, preocupado por su propia situación, no olvidemos que Forn, tiene un futuro personal incierto, tras encontrarse preso en Estremera.
Forn es uno de los principales responsables de la acusación sobre los delitos de malversación, sedición y rebelión a raíz de la declaración de independencia del 27 de octubre pasado y las jornadas previas.
Este mismo martes, la Fiscalía se ha opuesto a su petición de libertad, alegando que persiste el riesgo de reiteración delictiva. Por lo que Forn, con esta decisión pretende demostrar que no va a haber reiteración, y que ahora va a ser un buen chico.
La decisión de Forn busca favorecer su puesta en libertad condicional. Forn fue elegido diputado en la lista de JuntsxCat por Barcelona, concretamente en el número 7, en las elecciones al Parlament del pasado 21 de diciembre, esta decisión va en la misma línea defensiva de las ya tomadas por Meritxell Borras, y Carles Mundó
También Carme Forcadell, hizo algo parecido, puesto que aunque volvió a su escaño renunció a la presidencia del Parlament.