ExpoMuro Presos Políticos. Luis Moscardó: asesinado tras ser usado como rehén al más puro estilo mafioso por el PSOE y los podemitas de 1.936

Luis Moscardó Guzmán era el hijo del General Moscardó, el hombre que mandaba las tropas que resistían en El Alcázar de Toledo. El día 23 de Julio es detenido y se hace una llamada de teléfono al General Moscardó del contenido siguiente:

Jefe de Milicias: Son Uds. responsables de los crímenes y de todo lo que está ocurriendo en Toledo, y le doy un plazo de diez minutos para que rinda el Alcázar, y de no hacerlo fusilaré a su hijo Luis que lo tengo aquí a mi lado.

Coronel Moscardó: ¡Lo creo!

Jefe de milicias: Y para que vea que es verdad, ahora se pone al aparato.

Luis Moscardó Guzmán: ¡Papá!

Coronel Moscardó: ¿Qué hay, hijo mío?

Luis Moscardó Guzmán: Nada, que dicen que me van a fusilar si el Alcázar no se rinde, pero no te preocupes por mí.

Coronel Moscardó: Si es cierto, encomienda tu alma a Dios, da un viva a Cristo Rey y a España y serás un héroe que muere por ella. ¡Adiós, hijo mío, un beso muy fuerte!

Luis Moscardó Guzmán: ¡Adiós, papá, un beso muy fuerte!

Vuelve a coger el aparato Cándido Cabello.

Coronel Moscardó: Puede ahorrarse el plazo que me ha dado y fusilar a mi hijo, el Alcázar no se rendirá jamás.

El día 23 de Agosto se produce un bombardeo de la aviación republicana sobre El Alcázar que causa víctimas  entre los propios rojos. Estos, en venganza y con un razonamiento difícil de comprender, sacan entre 60 y 70 detenidos y los asesinan. Entre los asesinados estará Luis Moscardó, el hijo del General Moscardó.

En su día se colocó una placa conmemorativa de los fusilamientos en el Convento de San Gil que fue retirada por el primer Alcalde  de la democracia.

El Alcázar de Toledo no se rindió jamás. Fue liberado por las columnas de  Franco el 27 de Septiembre de 1.936.