ETA entrega en Bayona las armas que no ha usado

ETA ha entregado dos cajas con armas a las autoridades francesas en Bayona, una semana antes de que se celebre el acto en el que está previsto que la organización anuncie su disolución.

El material recuperado en esas cajas, que ahora se está analizando, incluye 24 armas cortas, munición de 9 milímetros y 38 SP, cordón detonante (unos 20 metros), medio millar de detonadores electrónicos, dos temporizadores, 200 placas de matrículas y material para el robo de vehículos.

Las armas se encuentran en la Comisaría de Bayona donde están siendo custodiadas, pero, según informa TVE, está previsto que sean trasladadas a París en las próximas horas para hacer pruebas de balística y de ADN a las pistolas y determinar si han sido utilizadas en algún atentado, algo que, evidentemente, no sucederá porque aquellas armas utilizadas en alguno de los 300 asesinatos aún por resolver de la banda terrorista ya fueron destruidas por los “embajadores de la paz” en la pantomima escenificada en Francia en 2017. En esta ocasión, curiosamente, no se eligieron autoridades francesas, españolas o jamaicanas y se optó por mercenarios holandeses. Ahora lo que se entrega a la gendarmería, lógicamente, está limpio.