España oprimía a Cataluña mientras proponía a Barcelona como sede para la Agencia Europea del Medicamento y el caos de la Colau

Lo sucedido con la Agencia Europea del Medicamento es una prueba más de la terrible opresión que sufre Cataluña a manos de España. En este caso, España pretendía obligar a Barcelona, después de liberar a Málaga de ello, a ser la sede de un organismo europeo  que supondría para  Barcelona, Cataluña,  más lio para los Hoteles, más gente con empleo, más gente gastando su dinero en restaurantes y comercios,  más I+D…

Pues esto,  dicho aqui en tono irónico, es lo que pensaba la Colau que ha llegado a defender que no había que dar mucho la lata con el asunto de la Agencia porque “el tema EMA no es del agrado de nuestras bases”. ¿Le molesta a la Colau que entre riqueza en Barcelona? Probablemente sí. Viene haciendo lo que puede para cargarse el turismo.

Pero lo mejor llega de la mano de  Pablo Iglesia que hoy, después de afirmar que Barcelona pierde  la EMA por el follón independentista, se queda nuevo cuando, no obstante, felicita por su esfuerzo para traer la EMA a Barcelona, sobre todas las demás instituciones, al “trabajo muy imprtante del Ayuntamiento y de Ada Colau”.  Un problema añadido al desastre que ya de por sí es cualquier izquierda es su capacidad de generar caos en toda situación imaginable.

La EMA ya no viene a España. El imbécil de Puigdemont le echa la culpa al art.155. Si no fuera por la aplicación del art.155, no es que la EMA no hubiera venido, es que en Barcelona ya no quedaban más que separatas bailando sardanas.