España, en precario. Franco es el verdadero problema

La clase media española se ha reducido “drásticamente” y seguirá haciéndolo en los próximos años, ya que en 2021 un 38,8% de la población española vivirá en precario, es decir, sin ser económicamente independiente para hacer planes a largo plazo como tener hijos o comprar una vivienda.

Esta es una de las conclusiones de un estudio matemático desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universitat de València (UV), que predice que en 2021 habrá cerca de un millón y medio de ciudadanos más en una situación precaria en España.

En el estudio engloban como precarios a aquellas personas que no tienen suficientes ingresos estables para llevar una vida independiente y, por tanto, poder hacer planes en el largo plazo (tener hijos, adquirir vivienda…).

Suponemos que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, es consciente de la existencia de este estudio y, en caso contrario, agradeceríamos a los integrantes del equipo investigador que le hagan llegar una copia a la mayor brevedad posible a su residencia en La Moncloa. Es importante que estos datos los tenga también la persona que ha de manejar los designios económicos de todos los españoles hasta esa fecha, la del 2021. Es importante tener presente que la destrucción de la clase media, sin duda la obra más franquista de cuantas tienen la potestad de derribar, exhumar o derogar, es el principal avance aportado por la democracia española y el régimen borbónico en cuarenta y tres años. Lástima que no haya sido para sustituirla por una clase alta sino por esta clase en precario, sin posibilidad de hacer planes y a la que se le ha negado lo que entonces se le dio por derecho: una nómina inviolable y una vivienda sagrada.