Eramos pocos y parió la abuela: ahora a liarla con el bable en Asturias

Mientras en Francia, una república creemos que democracia respetable, el único idioma oficial  es el francés y los separatistas caben en un taxi, en España, que no somos una república aunque sí una democracia más o menos respetable, es imposible dar más cancha a los idiomas regionales con lo que, suponemos que en agradecimiento a la liberalidad de España en la materia, tenemos cada día más y más separatistas. Se comprueba que eso de dar cuartelillo a los cerdos es siempre un error.  Sí. Entiéndase cerdo por separatista.

Como no, el PSOE, y por supuesto IU y Podemos, están detrás de la cooficialidad del bable en Asturias. También por cierto Foro Asturias. Ya les vale a estos imbéciles. ¿Habrá alguna idiotez con fines separatistas a la que no se apunte la izquierda que habita España?

Seguro que hay quien nos dirá que estar en contra de dotar al bable del carácter de lengua oficial en Asturias es menospreciar el bable. Y no. El único menosprecio se produce contra el español por quienes se empeñan en igualar el único idioma común y que une a todos los españoles con lenguas regionales que no hablan, ni tienen porqué, todos los españoles y que, desgraciadamente, son usadas para dividirnos y hasta segregarnos por regiones. Ojalá pronto algún partido político empiece a reclamar que en España sólo nos hace falta un idioma oficial: el español.