Entrevista ‘Levinsky’ de El País a Pedro Sánchez

Hay veces que la intención de la entrevista no es indagar y obtener información del entrevistado sino hacerle quedar bien. Algo parecido es lo que ha hecho el diario El País con el Presidente del Gobierno. La única pega que se puede poner (siendo francos) a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo es el sitio que le concedió Sánchez a Torra cuando comenzaron los pitos y la vergüenza ajena. Torra, fuera de lugar, en esa actitud de no vía estúpida, vio su menosprecio institucional aminorado gracias al puente que le tiende el presidente del Gobierno.

Dice Sánchez que lo de Cataluña es un problema político y que requiere una solución política pero pide a los nacionalistas que no vuelvan a la unilateralidad. ¿A caso hay otra forma de hacer esto? El tema es que, si hablamos de traición o de actitud traidora con España y resto de españoles, no cabe una tercera vía como pretende el PSOE. O se es traidor o no se es. Si Torra quiere desafiar al Estado, que lo haga sabiendo en qué lugar de historia se sitúa pero no cabe hacerle un hueco o acompañarle desde el Estado en su traición.