Entre unos y otros… Cataluña profundamente humillada. Por Laura y Punt.

Es muy triste, la humillación que siento, pero no sólo cuando me encuentro en Cataluña y miro hacia adentro, sino también cuando salgo y desde fuera percibo en qué se ha convertido mi querida Cataluña. La película de lo que está pasando tiene un guión, pero el guión de esta película, ya no es de terror, como me parecía, no. Ahora observo que la película pertenece a otro género, es una pelicula sobre psicodelia. Absolutamente extraña. Y eso me lleva al convencimiento de que estamos en manos de gente que les importa muy poco nuestra gran tierra, y por descontado las personas que vivimos en ella, les importa tan poco como el futuro que tenga, no sólo Cataluña, sino también y de rebote el del resto de España.

Al final me encierro en la idea de no salir de la Marca Hispánica, donde he nacido, sólo para irme a un pueblo de Castilla donde comparto la vida con mi pareja, aislándome así de esta puñetera jaula de zumbados y vendepatrias de pastel que nos dirigen, nos juzgan y encima nos controlan. ¿Por qué digo esto? Muy fácil, viene a colación de algún artículo de opinión del Muro que salió hace un par de meses atrás.

Mi lengua materna és el catalán, ese catalán cerrado, de pagès, con el que sólo te puedes comunicar con el vecino y con las ovejas. Teníamos una bandera preciosa, milenaria la cual ha quedado destrozada, profanada mediante esos añadidos, esos pegotes de odio.

Aunque pueda sonar ridículo, yo bailo “Sardanes” así como “Revesses”, y aún celebraba hasta hace poco las “Caramelles” así como otro montón de tradiciones, de esas que ningún joven de Cataluña o habitante de capital era capaz de celebrar, por vergüenza. Nos consideraban aburridos, eramos una juventud viejuna, paletillos, pueblerinos, en definitiva retrasados. Y la verdad es que a mí, y a otros muchos de mi zona, no nos importaba nada, nos sentíamos orgullosos de propagar nuestra vida cultural por el mundo. De repente surgió este fanatismo de falso catalanismo, que no sólo ha hecho mella en nuestra identidad, sino que la ha acabado de hundir y falsear; que de rebote hace que parte de la población del resto de España, acaben convirtiendose por ignorancia en separadores, sientan asco y odio hacia nosotros, mientras que ese pancatalanismo se ha olvidado de nuestra tradición y ha obligado al gobierno central a esgrimir un invento o intento de aún no sé qué, quizás por cobardía y que han disfrazado de una estúpida panacea del 155. ( que Dios dirá a qué nos llevará).

Nadie que ame su tierra, ya sea una región española, como parte del todo, o la propia España en su conjunto, la vende por tres euros, como sí han hecho estos anormales separatistas de basura. Nadie destroza sus símbolos de identidad, ni los vende, como expuse anteriormente, en forma de bandera inventada, manufacturada por los chinos. Nadie hace de una idea un saqueo masivo, ni lleva a la población a un conflicto civil. Pero bueno, esto no sólo lo digo yo, lo dice la lógica moral de quien ama a un pueblo y a sus gentes, siendo conocedor de la causa y de la ley.

Y de repente un día nos llevaron entre unos y otros a la catarsis: las FSE humilladas en Catalunya (entre piolines y dando “4 galletas” a abuelos, a veces pienso que el Ministerio del Interior trabaja intensamente para dejarlos en perpétuo ridículo), los catalanes odiados por donde vamos, media economia hundida, mi tierra llena de mentira y odio, el pueblo enfrentado y por si fuera poco la mentira del 155.

¿El 155 és mentira?  – SÍ.

Al final no me entero si vivo en una Comunidad intervenida, si van a poner Orden y Ley o si van a acabar de meternos el dedo en el ojo hasta dejarnos ciegos. Sí, es cierto que aquí en casa hay más corrupción que en cualquier sitio de España, (no os quejéis en el resto de España, si supiérais lo que se cuece en Catalunya…). Seguramente no habra ni aparato judicial ni nada que sepa desgranarla, si es cierto que funcionamos rematadamente mal, sí, son ciertas tantas cosas… Tenemos un 155 y no han cerrado ni un solo medio propagandístico de odio como son ciertas cadenas de televisión, radio y prensa. Tenemos un 155 y no han ido Ayuntamiento por Ayuntamiento a pedir que rindan cuentas, tenemos un 155 y no han tomado cartas en el asunto en materia de Educación; (los “maestros” en las escuelas son los principales creadores y fomentadores de odios e ignorancias)… y van y quieren, ahora, poner la casilla del castellano vehicular.

Entre unos y otros se han cargado a Cataluña, y lo digo por esta última idea: el castellano vehicular. Sí es de recibo, para mí, ojalá todos en una idea muy idealista supieramos de la cultura de todas las regiones de España, y tenerlas en cuenta, como riqueza cultural, pero desde luego … Saber Español (Castellano como le decimos nosotros) por obligación, es de cajón. Pero veo esta idea debe plasmarse como una solución integradora, y jamás como un castigo a un conflicto que todos los ignorantes que nos dirigen no saben ni como atajarlo.

Saben, porqué lo saben, que esto llevará a más confrontación, a más odio, a más revueltas, a más inmovilismo… a más caos. Los imbéciles pseudocatalanes independentistas nos han llevado con sus actos poco a poco a un recorte de libertades, a una atadura forzada de control y luego posteriormente a un estrafalario control desde el Gobierno Central, un control que no controla nada y que van a ser peor el remedio que la enfermedad. Mi cultura ya está muerta, mi lengua más, la mayoría no saben ni usarla con correción, y encima cuatro imbéciles que no saben de nada y dicen querer el bien de España, nos van a inflar poco a poco de decretos, que no van a solucionar nada, porque en el fondo son cobardes y no quieren solucionar nada, quieren que pase la bola, y que no les toque a ellos, van de que aman mucho a su Patria, sí, pero yo lo único que veo es que cuando destilan más feromonas es cuando observan su autodestrucción y decadencia. Que triste, nunca fuímos tan libres como antaño, nunca seremos más felices que antaño.

Al final sólo nos quedará decir Dios nos libre a Cataluña y a toda España de tanta garra… imbecilomasónica.

ENTRE UNS I UNS ALTRES…CATALUNYA PROFUNDAMENT HUMILIADA

És molt trist, la humiliació que sento, però no només quan em trobo a Catalunya i miro endins, sinó també quan surto i des de fora percebo en què s’ha convertit la meva estimada Catalunya. La pel·lícula del que està passant té un guió, però el guió d’aquesta pel·lícula, ja no és de terror, com em semblava, no. Ara observo que la pel·lícula pertany a un altre gènere, és una pel·lícula sobre psicodèlia. Absolutament estranya. I això em porta al convenciment segur, que estem en mans de gent que els importa molt poc nostra gran terra, i per descomptat les persones que vivim en ella, els importa tan poc com el futur que tingui, no només Catalunya, sinó també i de rebot el de la resta d’Espanya.

Al final em tanco en la idea de no sortir de la Marca Hispànica, on he nascut, només per anar-me a un poble de Castella on compartieixo la vida amb la meva parella, aïllant-me així d’aquesta punyetera gàbia de boits i vendapàtries de saldo que ens dirigeixen, ens jutgen i a sobre ens controlen. Per què dic això? Molt fàcil, ve a col·lació d’algun article d’opinió del Mur que va sortir fa un parell de mesos enrere.

La meva llengua materna és el català, aquest català tancat, de pagès, amb el qual només et pots comunicar amb el veí i amb les ovelles. Teníem una bandera preciosa, mil·lenària, la qual ha quedat destrossada, profanada mitjançant aquests afegits, aquestes enganxines d’odi.
Encara que pugui sonar ridícul, jo ballo Sardanes, així com Revesses i encara celebrava fins fa poc les Caramelles, i així com un altre munt de tradicions, d’aquestes que cap jove de Catalunya o habitant de capital era capaç de celebrar, per vergonya. Ens consideraven avorrits, erem una joventut vellota, inculta de poble, en definitiva retardats. I la veritat és que a mi, i a molts altres de la meva zona no ens importava gens, ens sentíem orgullosos de propagar la nostra vida cultural pel món. De sobte va sorgir aquest fanatisme de fals catalanisme, que no només ha fet una esquerda en la nostra identitat, sinó que l’ha acabat d’enfonsar i falsejar; que de rebot fa que part de la gent de la resta d’Espanya, acabin convertint-se per ignorància en separadors, sentin fàstic i odi cap a nosaltres, mentre que aquest pancatalnisme s’ha oblidat de la nostra tradició i ha obligat al govern central a esgrimir un invent o intent d’encara no sé què, potser per covardia i que han disfressat d’una estúpida panacea del 155. (que Déu dirà a què ens portarà).
Ningú que estimi la seva terra, ja sigui una regió espanyola, com a part del tot, o la pròpia Espanya en el seu conjunt, la ven per tres euros, com sí han fet aquests anormals separatistes de brossa pudenta. Ningú destrossa els seus símbols d’identitat, ni els ven, com vaig exposar anteriorment, en forma de bandera inventada, manufacturada pels xinesos. Ningú fa d’una idea un saqueig massiu, ni porta a la població a un conflicte civil. Però bé, això no només ho dic jo, ho diu la lògica moral de qui estima a un poble i a les seves gents, sent coneixedor de la causa i de la llei.

I de sobte un dia ens van portar entre els uns i els altres a la catarsi: les FSE humiliades a Catalunya (entre “piolins” i donant “4 galetes” a avis, de vegades penso que el Ministeri de l’Interior treballa intensament per deixar-los en perpètu ridícul), els catalans odiats per on anem, la meitat de l’economia enfonsada, la meva terra plena de mentida i odi, el poble enfrontat i per si no fós poc la mentida del 155.

El 155 és mentida? – SÍ.

Al final no m’assabento si visc en una Comunitat intervinguda, si posaràn Ordre i Llei o si van a acabar de posar-nos el dit en l’ull fins a deixar-nos cecs. Sí, és cert que aquí a casa hi ha més corrupció que en qualsevol lloc d’Espanya, (no us queixeu en la resta d’Espanya, si sapiguéssiu el que es cou a Catalunya…). Segurament no hi haurà ni aparell judicial ni ningú que sàpiga desgranar-la, si és cert que funcionem més malament que mai, sí, són certes tantes coses… Tenim un 155 i no han tancat ni un sol mitjà propagandístic d’odi com són certes cadenes de televisió, ràdio i premsa. Tenim un 155 i no han anat Ajuntament per Ajuntament a demanar que rendeixin comptes, tenim un 155 i no han près cartes en l’assumpte en matèria d’Educació; (els “mestres” a les escoles són els principals incitadors i creadors d’odis i d’ignoràncies)… i van i volen, ara, posar la casella del castellà vehicular.

Entre els uns i els altres s’han carregat a Catalunya, i ho dic per aquesta última idea: el castellà vehicular. Sí és de rebut, per a mi, tant de bo tots en una idea molt idealista sapiguéssim de la cultura de totes les regions d’Espanya, i tenir-les en compte, com a riquesa cultural, però per descomptat … Saber espanyol, o el que nosaltres diguem castellà per obligació, és de calaix. Però no veig aquesta idea es plasmi com una solució integradora, i sí com un càstig a un conflicte que tots els ignorants que ens dirigeixen no saben ni com atallar-ho. Saben, perquè ho saben, que això portarà a més confrontació, a més odi, a més revoltes, a més immobilisme… a més caos. Els imbècils pseudocatalans independentistes ens han portat amb els seus actes a poc a poc a una retallada de llibertats, a un lligam forçat de control i després posteriorment a un estrafolari control des del Govern Central, un control que no controla gens i que ve a ser pitjor el remei que la malaltia. La meva cultura ja està morta, la meva llengua més, la majoria no saben ni usar-la amb propietat, i damunt quatre imbècils que no saben de res i diuen voler el bé d’Espanya, ens estan inflant a poc a poc de decrets, que no van a solucionar gens, perquè en el fons són covards i no volen solucionar res, volen que passi la bola, i que no els toqui a ells, diuen que estimen molt a la seva Pàtria, sí, però jo l’única cosa que veig és que quan destil·len més feromones és quan observen la seva autodestrucció i decadència. Que trist, mai vam ser tan lliures com antany, mai serem més feliços que abans.

Al final només ens quedarà dir Déu ens lliuri a Catalunya i a tota Espanya de tanta garra… imbecilomasònica.

4 Comentarios

  1. EL ART. 155 era una buena solución, pero temporal, y con toda la fuerza: intervención de los mozos, de TV3, de la radio «nacional» catalana, ingreso en prisión de todos los líderes separatistas, etc.
    Pero la VICEENANA, y seguramente también EL RAJAO, no se han atrevido a hacer todo eso, lo único que han conseguido ha sido darles más alas a los separatistas, Y JUSTIFICAR SUS DESEOS DE SEPARARSE DE ESPAÑA.
    En resumen, LA ACTUACIÓN DEL PP HA SIDO UNA GRAN CAGADA.

      • Por alusiones al segundo comentario: mi interpretación del «están vivas todas las fuentes genuinas de España» se resuelve en que todas y cada una de las lenguas ESPAÑOLAS, en este caso, así como culturas, costumbres, etc. están bienvenidas y aceptadas en nuestro Muro, en nuestros pensamientos, así como en nuestra idea de Patria. Y finalizo que mi lengua materna, no es el ESPAÑOL, es el CATALÀ. Las republicaciones, Ud. las puede libremente ignorar, pero (y sin rogar) no despreciar la forma semántica ni lingüística de ninguna lengua española, presumiendo que Ud. se trata de un español de bien. Sin acritud. Laurita

  2. Efectivamente Laura es una persona cuya lengua materna y en la que se desenvuelve a diario es el catalán, ella piensa y escribe en catalán, y a fin de ser entendida por todo el mundo ya que estamos en España, lo traduce al castellano (Español), guardando en su lengua natal el escrito original por mejor entender su origen, y por poderle explicar a los independentistas que catalanoparlantes son y se sienten tan españoles como el que más.
    En el Muro del pueblo Español, publicaremos normalmente en el idioma oficial de todo el territorio, excepto en los escritos remitidos por Laurita y otras personas que hablan habitualmente en catalán ,que se hará en los dos idiomas, si tienen la amabilidad de traducirnos lo que sienten en Catalán, al idioma común.

Comentarios cerrados.