En Játiva, Pilar Gimeno, concejal de Compromis, retira el Ángel de la Anunciación del Belén más grande de España, por no ser una figura necesaria y para no ofender a otras religiones

La concejala de Parques y Jardines del ayuntamiento de Játiva, ha demostrado lo tonta que puede llegar a ser: en un baremo del uno al diez… sin duda obtendría de once para arriba. Esta concejala considera que qué pintaba allí Gabriel, (o… ¿se dice Grabiel?), figura de bella factura obra del reconocido artista fallero José Martínez Molla que además costó en su día la nada desdeñable cantidad de 300.000.- pesetas.

Imaginamos que en aras de la Memoria Histórica, Gimeno ha decidido que los pastores se enteraron del nacimiento del Niño Dios, no por el Ángel de la Anunciación, sino leyendo el Mundo Obrero; por lo tanto no necesitamos al Sagrado Vocero. Además ocurre una cosa, es que mucha gente va a visitar el Belén y dado que no todos son católicos… pues a lo mejor la presencia de la Arcangélica figura, provoca convulsiones y estertores… y para qué arriesgarse. El Niño Jesús al fin y al cabo es un niño, la Virgen… pues madre tendría que tener, (Esa figura es necesaria), la del padre no tanto, máximo siendo padre putativo, pero… precisamente por eso tampoco ofende. Pero el bueno de Gabriel, ese… nos le quitamos volando, (nunca mejor dicho por lo de las alitas).

¡PERO ES QUE NO CABEN MÁS TONTOS!, por favor, que no entre ni uno más, que el cupo esta lleno. La descerebrada esta, dice que lo mandó quitar porque al fin y al cabo este Belén que ocupa 1600 m2, es sólo un reclamo turístico más. Mira imbécil, si Jesús es un reclamo turístico más, tu eres la mula que faltaba en el Belén, ¡hace falta poca vergüenza!, El que vaya a ver un Belén si es católico echará de menos el Ángel, y si no lo es, pues que lo respete, como yo respeto una sinagoga o una mezquita si entro en ellas.

Suerte que el Alcalde, de parecida cuerda, pero algo más cuerdo, ha llegado con una grúa y ha colgado a San Gabriel de un platanero.

Sólo hubiera faltado el Caganer; la gran contribución catalana a la tradición pesebrista, será acaso el «seny catalán» lo que representa que un payés con barretina mientras todos celebran el nacimiento del hijo de Dios, defeque culo en pompa. Quien lo entienda, que lo compre.

¡Señor, Señor… perdónales porque no saben lo que hacen!.

58.jpg

2 Comentarios

  1. ¡Sí saben lo que hacen, sí…! ¡Vaya si lo saben! Es el permanente ataque a la Fé de España, a lo que la ha hecho grande a lo largo de los siglos. A esta chusma les restriegas con una estampa del Sagrado Corazón o de la Inmaculada, y se retuercen como si les quemaran. No es, ni ignorancia ni estulticia, no… ¡es “odium fidei” en estado puro! Y, detrás de todo, el Enemigo, el único, el secular…

  2. Efectivamente. Si desembarca un gilipollas más en Finisterre, se te cae al mar otro por cabo de Gata. No cabe ni uno más.
    Como les gusta prohibir lo que no les gusta a ellos… en aras de la tolerancia! !!

Comentarios cerrados.