En el país de la permisividad, a por unos policías municipales de Madrid porque son de extrema derecha. No han amenazado a nadie

No vamos a entrar en calificar los mensajes que se han publicado de estos policías municipales que hoy ocupaban la atención de la Cuatro y la Sexta, de Javierito Ruiz y Ferreras. Pero sí tenemos que decir que esos mensajes no han salido en red social alguna y no se han enviado a nadie fuera del círculo de un grupo de conocidos. Por lo tanto, no se ha amenazado a nadie. Es mentira ques se haya amenazado a Carmena. Tampoco se la ha insultado públicamente.

Es verdad que las opiniones que expresan suenan fuertes. Hay opiniones, las favorables a Hitler por ejemplo,  que rechazamos completamente. Es verdad que hablan en términos desagradables y que, desde luego, hay manifestaciones que son indefendibles aunque con cierto cachondeo de amigotes que hay que saber reconocer. También es verdad, y es fundamental,  que hablan en la intimidad. Como un grupo de amigos que exagera y bromea en la barra de un bar. Es algo a lo que los policías también tienen derecho.

Y también es verdad que, todas las ideas políticas, todas,  se expresan así, en algunas ocsiones, entre amigotes,  en circulos cerrados.  Y el que lo niegue, miente.  Unos hablan de napalm,  y otros de repetir Paracuellos o de volver a prender fuego Iglesias como en el 36. Algunos hacen estas manifestaciones  hasta de forma pública, asaltan Capillas y no les pasa absolutamente nada.  Recientes grabaciones aparecidas de Ignacio  González presentan los términos en que militantes del PP hablan de militantes del PP: de hijos de puta para arriba.

Lo más gordo, tras ver a Ignacio Escolar alarmadísimo, ha sido ver a Pablo Iglesias y a Ferreras hablando del tema policía municipal de Madrid  exigiendo todas las responsabilidades habidas y por haber tras reclamar paz y diálogo con todo independentista de la España plurinacional y alabar la figura del asesino Marcos Ana que, por lo visto, según estos periodistas estuvo en la cárcel no por apiolarse, que se sepa, a  tres seres humanos sino por luchar contra el franquismo.

 

 

 

1 Comentario

  1. Al CHIVATO DE MIERDA, seguro que pronto le ascienden, y hasta le condecoran.
    Estos rojos son de cuidado. Defienden la libertad de expresión, pero solo la suya propia. Es decir, ellos pueden insultar a todo el mundo, pero cuidado con que digan algo de ellos, que entonces ES UN DELITO De odio, de injurias, de calumnias, y hasta de asesinato, si me apuran.

Comentarios cerrados.