En Andalucía, los asesinados por los rojos, ya no son víctimas

En Andalucía, con Ley de Memoria histórica propia, allí la han llamado democrática, por aquello del carácter prosoviético del Frente Popular, del PSOE y de la II República desde las elecciones fraudulentas de 1.936, ya han decidido que si eres rojo y matas, de tus crímenes no se habla y que los que matan no son ni víctimas.

Parece que la Junta, eternamente socialista de Andalucía, así le va a Andalucía, ha elaborado un nuevo mapa de fosas. En ese de mapa de fosas han borrado las víctimas resultado de los crímenes llevados a cabo por los rojos en la Guerra Civil. Básicamente, los rojos mataron inocentes, lo hicieron antes y mataron a más gente. Básicamente, los nacionales fusilaron asesinos.

Estamos ante el espectáculo de la llamada posverdad. Podría definirse la posverdad como la capacidad de crear la verdad al margen de la verdad real. La verdad ya no es. La verdad se crea. Luego se impone. Para eso están los medios de comunicación y la ley. El PSOE andaluz intenta crear una verdad en la que los rojos, en la guerra, no asesinaron a nadie así como que los socialistas de 1.936 eran demócratas que luchaban por la libertad y no stalinistas más prosoviéticos o igual que el mismo PCE.