El repaso de Roberto Centeno a la actualidad en el programa de César Vidal

César Vidal, exiliado del periodista patrio, tras su salida de Esradio viene haciendo un buen programa de radio que se difunde, creemos, sólo por Internet. La impresión es que, en plena libertad, César Vidal se ha quitado el penúltimo pelo de la lengua y no de corta más que un pelo. Eso es muy poco cortarse en un periodismo español o políticamente comprometido o económicamente comprado. Hasta Esradio trata con cariño a La Caixa, esa fuente de financiación de separatas.

Roberto Centeno dejó sobre la mesa una larga serie de lindezas sobre la actualidad española que la retratan globalmente. Algunas perlas las queremos traer a El Muro. Son curiosas.

La primera radica en la manifestación que alguien que estuvo en el Supremo le hace a Centeno por la que le pone de manifiesto que en la época de Franco la independencia judicial de los Jueces del Supremo era absoluta. Y ello, básicamente, porque a Franco no se le ocurría hacer presión alguna con lo que a nadie se le pasaba por la cabeza hacerlo. Hoy, explicaba Centeno, la presión se hace de forma indirecta, vía medios de comunicación,  y sí es sentida por los jueces y las familias de los jueces.

Otra perla de Centeno  fue hablar sobre Alvaro de  Marichalar que parece que sí sufrió una agresión más seria de lo que podemos pensar cuando fue detenido por una serie de    mierdas uniformados de polis en Cataluña: unos Mozos. El asunto está en vía judicial y, como decimos, puede ser más serio que lo que pensamos.

Y la última perlita que dejó Centeno va de lo que es la política en su peor realidad. Oímos a PSOE y Podemos hablar contra el PP de forma visceral. Pues bien, el PSOE, con seguridad, y Podemos, probablemente, no apoyarían una moción de censura contra Rajoy que pudiera acabar en elecciones. ¿Motivo? Lo mal que le pintan las encuestas tanto al PSOE como a Podemos. En definitiva, que todas las protestas que vemos son con la boca  pequeña y nos queda Rajoy para rato.