El Real Madrid gana en un partido de trámite frente al Alavés. La clave del gol

Que en fútbol la clave es el gol no es una gran novedad. Pero lo que queremos decir aquí es que la diferencia, entre los partidos del Madrid en los que perdió o empató, no fue tanto que frente al Alavés el Madrid jugara un buen partido sino que frente al Alavés la pelota quiso entrar en la portería y frente a otros equipos no hubo manera.

El fútbol del Madrid no fue bueno. Es de esos partidos trampa en los que el resultado tapa verdades. Cuando un equipo como el Alavés recibe un gol, digamos que se viene abajo y, en cierta forma, se deja ir. Importa poco perder por uno o por cuatro. El Alavés se dejó ir y la cosa se puso facilona para el Madrid.

Para el partido contra el PSG pdeomos decir que el equipo que el Madrid puede verse forzado a poner por las lesiones empieza a parecerlo. Kovacic y Casemiro estuvieron más entonados aunque ninguno de los dos nos guste. Bale hizo algo aunque no nos guste. Benzema hizo algo aunque siga sin gustarnos. Y Lucas Vázquez está en su racha. Con todo, la alineación de ayer frente al PSG, en París, podría darnos un serio disgusto.