El PSOE ha encontrado la solución: que cada CC.AA se declaré nación o lo que quiera  

Pedrito Sánchez es el genio de la España plurinacional. José Luis Abalos, su portavoz, hoy nos ha iluminado con el futuro que le espera a España. La solución al separatismo radica “en que los propios estatutos de autonomía sea donde cada comunidad se reconoce o se identifica” como nación o lo que sea.

Vamos,  que si Murcia en su estatuto de autonomía se declara Imperio, Murcia es un Imperio. Suponemos que el cartaginés. Pedro Sánchez y su PSOE son un peligro público grave que puede conducir a España a una situación de caos muy grave. Similar a la movida de los cantones de la I República en la que, por ejemplo, Cartagena declaró la guerra a Murcia, quizá por lo del imperio cartaginés.

Hay otra pregunta. ¿Y España? ¿Si España, como de hecho sucede, se reconoce en su Constitución como nación? ¿Y si por si no fuera suficiente lo anterior,  resulta que España ya nace con la Monarquía Visigoda? El terrible problema de España es una izquierda que odia España. Y el PSOE no se libra de esa afirmación.