El presidente de la Autonomía Catalana, Joaquín Torra, ha manifestado que el gobierno y el rey, han tenido comportamientos mafiosos.

Cuando todo el mundo sabe que la cohesión y le ruptura que ha provocado la falta de convivencia es culpa del Nacionalismo,  sin embargo Torra ha manifestado con reproches que los que de verdad han puesto en riesgo la convivencia y la cohesión de manera irresponsable en Catalunya ha sido el Estado español.

De manera indignante, desde la propia Tribuna del Parlamento de Cataluña el Tom –  Torra, ha tenido la desfachatez de decir que desde  el gobierno y  también desde la corona, se ha tenido un comportamiento mafioso con las presiones a empresas para que se marcharan de Cataluña de “comportamiento mafioso” e “indecencia”.

El jefe del ejecutivo catalán no sólo ha lanzado esos reproches,  si no que además ha advertido que “la fractura no vendrá nunca por un debate político”. “La fractura es hija de un silencio. Eso sí que fractura”

¡¡¡ Qué profundo !!!

Como siempre nueva victimización y nuevas acusaciones, ahora que abandonen el juego sucio y el miedo.

Torra ha insistido en que el independentismo ha sido siempre pacífico, al menos esa película la siguen manteniendo, no sería coherente decir lo contrario cuando ha sido su primera estrategia . “Hemos practicado la revolución de las sonrisas”

Para partirse de risa, sino fuese porque no da ninguna, han realizado Bulling a los niños en los colegios, han mentido, amenazado y golpeado en los barrios a la gente, en las universidades, a estudiantes que se acercaban a actos de la órbita no independentista, a azafatas de la selección nacional de fútbol, pero ahora toca vender las sonrisas, cuanta desvergüenza.

Ha criticado a los diputados de Ciudadanos, al Rey, al gobierno al Psoe, y a todo ese totum revolutum de fascistas, porque ya se sabe, que todos los que no sean ellos, son fascistas y miembros de la más rancia extrema derecha.
Pero si Torra no quiere ver rancios, lo tiene muy fácil, sólo debe quitar los espejos de su casa.

 

¡ Será gilipollas !