El PP ya se está bajando los pantalones

En el Partido Popular han empezado ya a manchar los pañales y por el hedor sabemos que la jugada está preparada hace tiempo, como viene denunciando el presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, desde que se pergeñó el invento diabólico de la “vía Nanclares”.

El Partido Popular del País Vasco admite que la actual política penitenciaria, con la dispersión de presos de ETA por cárceles lejanas al País Vasco, se puede “adecuar a la realidad del momento” en el caso de que la banda terrorista anuncie próximamente su disolución, pero “sin prisa” y con “decisiones reflexionadas”.

Así lo ha afirmado el portavoz del Partido Popular en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, ante la posibilidad de que la política penitenciaria se modifique tras el comunicado que ETA difundió el viernes, con un tímido perdón a las víctimas, y el acto que prepara en el sur de Francia para el primer fin de semana de mayo, en el que podría anunciar su disolución total. Este viernes, al término del Consejo de Ministros, Íñigo Méndez de Vigo rechazó “contrapartidas”.