El PP presenta una enmienda a la mesa de la Comisión de Justicia, para que no se pueda conceder indultos en caso de delitos de rebelión y sedición

La enmienda es sobre una Proposición de Ley de los socialistas, por la cual se pretende modificar la Ley de Gracia de Indulto de 1870, para que no se indulten a los corruptos, o a los condenados por violencia de género. Con esta enmienda el PP pretende que tampoco puedan indultarse el día de mañana delitos tan graves como los de Sedición y Rebelión.

El PP dejó presentada esta enmienda a la ley de Indultos a fin de ampliar el
catálogo de delitos que no pueden ser perdonados por el Gobierno, incluyendo a los de sedición y rebelión, precisamente los que se aplicaría a los dirigentes independentistas de Cataluña.

El PP no tiene fuerza suficiente para sacarlo adelante, pero seguramente negociará con el PSOE, a fin de ver si queda supeditado el apoyo, a cambio de apoyar por parte de los populares el resto de la propuesta socialista. La baza de Ciudadanos la dan por segura.

Con esta propuesta el PP, pretende evitar veleidades socialistas del día de mañana, en la línea de lo que se le escapó en varias ocasiones a Miguel Iceta, durante la campaña del 21-D en el sentido de que sería generoso, si llegaba al poder, y estaría en la línea de indultar a los independentistas rebeldes.

Otros delitos incluídos especialmente graves serían los de trata de seres humanos, financiación ilegal, los de corrupción, los de conductas contra la libertad sexual y los de terrorismo y genocidio, entre otros.

Por fin una propuesta plausible de los Populares. Posíblemente la primera en mucho tiempo.