El PP expedienta a un Alcalde de su partido por manifestarse contra la Ley de Memoria Histórica

politica El alcalde de Pajares de la Laguna Salamanca Juan Antonio Benito de Dios

El buen hombre al que le ha tocado la china del expediente «bienqueda» de los peperos es Juan Antonio Benito de Dios, Alcalde de un pueblo salmantino. Requerido para quitar el nombre de a alguna calle de su pueblo en nombre de la ley de memoria histórica, el hombre ha manifestado que esa ley es impresentable, que debía llamarse ley de mentira histórica, que desconoce los crímenes por los que debe retirar el nombre a la calle y que sí conoce los crímenes de los correligionarios, de quienes exigen el cambio, cometidos durante la Guerra Civil.

¿Qué ha hecho el PP con su Alcalde? ¿Respaldarle? Ni hablar. Abrirle un expediente. ¿No es posible opinar en contra de la ley de memoria histórica dentro del PP? Lo cierto es que a nosotros ya nos resulta imposible entender el voto de alguien de derechas al PP. No tiene, en todo caso, más justificación que el miedo a lo que puede venir pero es que es mejor que lo que sea venga cuanto antes y quede capacidad de reacción, a que el PP acabe con esa capacidad de reacción, a base de terminar con la existencia misma de derecha política alguna.