El PNV nadando a tres aguas, como siempre, ahora respalda a Rajoy al no apoyar la Moción de Censura de Sánchez.

Ante el plan soberanista de los separatistas vascos, y puesto que Pedro Sánchez no está dispuesto a aceptarlo, en venganza el PNV, no respaldará la moción de censura contra el presidente del gobierno Mariano Rajoy.  Es decir, el PNV como ha hecho toda la vida apostando por el que más le pueda dar. Y eso es precísamente lo que nos preocupa… ¿qué le ha dado Mariano?

En teoría no apoyan esa moción porque Pedro Sánchez no acepta su plan soberanista, (algo que tampoco hace el PP… esperemos) pero en el fondo eso es sólo una disculpa, dado que lo que en realidad subyace es que no quieren que Sánchez ponga sus pies en la Moncloa.

Eso hace que que los censores pierdan fuerza,  ya habían hablado los vascos con populares y socialestas, y al parecer y a pesar de los pesares… les llena más D. Mariano, (esperemos que no sea el bolsillo)

Obviamente Rajoy es una querida fácil, que además de cambiarles las sábanas, les invitan a comer, y además les dan una financiación difícil de igualar, por lo que dan ganas de hacerse vasco aunque haya nacido uno en Algeciras

Es tanto lo conseguido en materia de  crecimiento económico y financiero que es difícil pensar en que Sánchez se lo vaya a poder igualar siquiera.  Y sólo podrían cambiar ante la consecución de logros soberanistas.

Además esto podría dar aire a sus ahora competidores directos, la alianza que se está montando entre el rojerío de Podemos y los perroflautas nacionalistas de Bildu.  (recordemos que tanto Bildu como Podemos han empezado a rodar su camino en común a través de bastantes alianzas). Tampoco al PNV le interesa el desafío en la línea Puigdemont, como siempre es preferible que otros muevan el árbol, que ya recogeremos las nueces.

Como nos recuerdan estos compadreos a los del Pacto de Santoña de reciente publicación en nuestra sección de memoria histórica.