El Parlament, convertido en un nido de ratas golpistas, ampara las acciones delictivas de los CDR

Ya no se esconden. Bajo el paraguas del 155 de Soraya y Zoido, el nido de ratas golpistas en el que se ha convertido el Parlament de Cataluña ha vuelto a aprobar y defender las acciones sedicentes contra el Estado español.

El Parlament, con los votos de JxCat, ERC, Catalunya En Comú-Podem y CUP, ha aprobado una resolución que censura la “criminalización” de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) y “traslada” a la Fiscalía la necesidad de retirar las acusaciones contra activistas.

La resolución, que ha contado con el respaldo de 78 diputados (JxCat, ERC, Comunes y CUP) y el voto en contra los 57 parlamentarios de Ciudadanos, PSC y PPC, se ha aprobado el mismo día en que la Mesa y la Junta de Portavoces han rechazado la petición de Ciudadanos de retirar del orden del día la reforma de la ley de Presidencia que permitiría la investidura telemática del expresidente catalán Carles Puigdemont.

El texto aprobado en respaldo a los CDR denuncia los intentos de “criminalización”, que los mismos CDR achacan a “poderes fácticos de un Estado represor y fascista”, según el comunicado de los comités que se ha incluido en la resolución parlamentaria.