El Muro del Pueblo Español, rompe el silencio cobarde sobre la agresión a Víctor Lainez

Ojalá no tuviésemos que haber sido los primeros, pero lo cierto es que hasta que el Muro del Pueblo Español primero y el Heraldo de Aragón a continuación, no levantaron la liebre, todo el mundo miraba para otro lado. Es lo lógico, es lo habítual cuando el agredido es un patriota español,  y este llevaba tirantes rojigualdos.

Nuestra primicia hizo que un montón de periódicos independientes también hablasen de ello  y  a continuación las agencias de prensa primero y  los grandes medios de la prensa después, no pudieran seguir silenciando los hechos. Viralizar lo que conocíamos del brutal y cobarde ataque fue vital para que por vergüenza torera, los ministros de Justicia Rafael Catalá y Zoido, el de Interior, hayan mostrado su repulsa, ellos habían alimentado la Bestia,  recordemos que ya  a primeros de año, un grupo de estos angelitos había intentado asesinar a otra a chica en Murcia por llevar una pulsera con una bandera de España ante la inacción de los propias vigilantes de la discoteca donde sucedió la agresión.

Desde EMDPE, hacemos una promesa públicamente; mientras este medio siga funcionando en las redes, será una ventana abierta para denunciar las agresiones de la extrema izquierda, aunque no seamos políticamente correctos, intentaremos que todo el mundo tenga claro, que hay agresiones de primera y agresiones de segunda,  Que hay movimientos de antifas, que agreden a todos aquellos que tilden de fascistas o nazis, porque a cualquier español honrado cuando se le cuelga ese estigma, pasa a ser un trofeo cinegético, pasa a ser un apestado; a estos grupos pertenecía también el conocido como «El pollo» (Madrid), si bien es cierto que a estos la cacería les salió cara. Alguien imagina… ¿qué hubiera sucedido si el asesinado en Zaragoza, hubiese sido republicano, o de los movimientos independentistas, y le hubiesen asesinado por llevar una bandera estrelllada, catalana?  Lo tenemos claro, una propaganda reiterativa se introduciría en nuestros oídos, como el ruido de un tambor de Galeras.

Nosotros no tenemos complejos y sabemos cual es la «verdad» que pretenden imponernos, por lo que vamos a denunciar todas las agresiones de las que tengamos conocimiento por parte de este tipo de colectivos. La sociedad no puede permitir eso. Ya está bien de los crímenes impunes y desconocidos de la izquierda.

Haz que este sea tu altavoz, tu ventana para que llegue donde haga falta.

 

1 Comentario

  1. Celebro que ustedes HAYAN DICHO LA VERDAD DE LO SUCEDIDO.
    Zaragoza es un pueblo grande, y todo el mundo que le conocía dice que ERA UNA GRAN PERSONA, además DE UN PATRIOTA Y UN HOMBRE ÍNTEGRO.
    Descansa en paz, amigo y camarada Víctor. Nunca te olvidaremos.

Comentarios cerrados.