El mayor travestido político de España, Jorge Verstrynge, en su afán de notoriedad, dice que Puigdemont no vuelve a España, porque le queremos asesinar

Dice que han de darle garantías de que no se va a caer desde lo alto de unas escaleras, o desde una planta tercera, que si no le dan esas garantías, no puede volver. Desde luego desconocemos si la tontería del día se le ha ocurrido a Jorgito solo, o es cosa de su amiguito Carles. Reconoce que se ha reunido con él, por lo que lo mismo la idea de atentar contra él, en una nueva performance de victimismo, la han parido juntos.
Dice que es un hombre muy equilibrado, de grandes principios, insobornable, y que con él deberían restituirse las instituciones catalanas, que le va la vida en ello.
En esta comedia de enredo, si tuviéramos que ponerle un mote a Verstrynge, le podríamos llamar “el politólogo loco” no se puede entender de otra forma, al que comenzó su militancia en posturas cercanas a Cedade, (Circulo Español de Amigos de Europa) de carácter nacional socialista; fue pasando a ensalzar públicamente a Fuerza Nueva, (en una conversación con este redactor, así lo hizo, delante de testigos, para intentar que me afiliase luego con él a Alianza Popular, donde llegó a ser Secretario General), fue un chaquetero que acabó lloriqueando a Alfonso Guerra para conseguir que le diese un carnet con un puño y una rosa, hasta su deriva actual: tras pasar por el podemitismo, acaba dando aire a los nacionalismos más rancios y más extremos; desconocemos si con la camiseta con la repúblicana con la que le detuvieron la última vez.
Pero lo cierto es que ha estado explicando a Puigdemont, como debe entrar y como debe salir del Parlament, apoyado por su gente, de manera que ni la policía con Helicópteros pueda impedírselo. La cuadratura del Círculo…
Verstrynge, Eres patético.

vestrynge 2.jpg