El “Matacuras” de El Valle de los Caídos: la brutal represión franquista

Ayer varios digitales de izquierda y extrema izquierda bufaban como los gatos ante unas declaraciones en las que se afirmaba, por un monje del Valle de los Caídos, que los presos que lo construyeron eran voluntarios que cobraban un sueldo. La verdad les duele.

Vamos a contar, brevemente, la historia de Justo Roldán Sainero, el “Matacuras”, un ejemplo palpable de la brutal represión franquista de posguerra. Este hombre acabó siendo uno de esos presos republicanos que trabajó en el Valle de los Caídos. Presumía de haber matado a cinco sacerdotes durante la Guerra Civil, de ahí su nombre. Terminó siendo llavero de la Abadía y conserje de la hospedería.

Lo cierto es que había sido condenado a muerte por el asesinato de Juan Creus Vega y sus tres hermanos el 22 de Agosto de 1.936 en la Carretera de Andalucía. La pena de muerte se le conmutó por una de 30 años. El 9 de Octubre de 1.945 el “Matacuras” pudo acogerse a un indulto concedido por Franco. En esa fecha terminó su brutal condena en medio de la brutal represión franquista. Por cierto, después de su libertad siguió como trabajador libre en el Valle de los Caídos hasta la finalización de las obras.

1 Comentario

Comentarios cerrados.