El Madrid elimina brillantemente al Fuenlabrada y Zidane acierta plenamente en el equipo. Rotaciones sí, cachondeo no

El Fuenlabrada no ha eliminado al Madrid de chiripa. Es más, el Fuenla se mereció, al menos, poner un ratito al Madrid contra las cuerdas igualando la eliminatoria en el Bernabéu. Que la salida de Bale, paquete Bale,  sea lo que salve al Madrid lo dice todo.

Las rotaciones están bien y son necesarias. Cambiar el equipo al completo es una burrada, una gilipollez y una falta de respeto al contrario. Supone sacar al terreno de juego un equipo de jugadores histéricos, nerviosos, pendientes de hacer méritos y, por ello, pensando cada balón que tocan,  jugando tensos y sin confianza. Es de locos sacar un once en el que prácticamente los once salen a jugar en ese estado mental. Súmales que no han jugado juntos en la vida y ya tenemos el follón preparado en cuanto te descuides.

Zidane este año no lo está haciendo nada bien. Ni en la gestión de las rotaciones, ni en el empeño en mantener algunos titulares, como Benzema, que no se lo ganan en el campo. No pinta bien, la temporada, de momento.