El Madrid camino de su segunda leyenda

El Madrid se juega hoy la posibilidad de alcanzar su tercera Copa de Europa consecutiva, la cuarta en cinco años. Si lo consigue, como se habla del Madrid de Di Stefano, se hablará del Madrid de Cristiano Ronaldo, del segundo Madrid legendario.

La gran discusión en del partido se viene centrando en la alineación con la que el Madrid saldrá al campo. Nosotros decimos a continuación cual sería nuestro equipo y después cual es el que pensamos más probable.

Nuestro equipo jugaría con la defensa habitual y cuatro medios en línea: Kroos, Modric, Asensio y Lucas. ¿Motivo? Casemiro pierde todos los partidos balones tontos y esa es la jugada marca del Liverpool. En segundo lugar, hay que bajar corriendo en serio frente a un equipo cuyo juego es robar el balón y correr. Asensio y Lucas Vázquez lo harán. ¿Y arriba? Sin duda, Isco y Cristiano. Cristiano porque es indudable. Isco porque esa media con Isco le dará al Madrid el control absoluto del partido, la capacidad de abrir la defensa del Liverpool a base de pases y combinaciones y pocas pérdidas en balón, en todo caso, donde perder balones no importa.

¿Cómo va a jugar Zidane? La sensación es que va a jugar con Casemiro, Kroos, Modric, Isco, Ronaldo y Benzema o Bale. En esta tesitura optaríamos por Benzema aún sabiendo que habiendo tenido un partido bueno frente al Bayern no le toca otro decente hasta dentro de diez. ¿Por qué no Bale? Básicamente porque el Liverpool le va a dar el balón al Madrid y Bale, si habitualmente suele ser un paquete en cualquier circunstancias, sin espacio para correr es una nulidad absoluta. ¿La posible tentación-error de Zidane? Jugar con la BBC y sentar a Isco. En ese caso, el Madrid las pasará canutas: ni buena defensa, ni buen fútbol, ni capacidad para romper la defensa inglesa.

Mañana el Madrid está ante un todo o nada. O temporada gloriosa que da lugar a un Madrid de leyenda o temporada desastrosa con probables graves consecuencias en la plantilla. Que suceda lo primero.