El lobby LGTB, arrima el «ascua a su sardina» con la utilización de Epi y Blas.

El intento se ha realizado mediante la utilización de las palabras de uno de los guionistas Mark Saltzman, que confirmaba que él se inspiraba en la realización de los guiones en su experiencia personal con su pareja, en las discusiones que mantenían entre ambos. Inmediatamente todo el movimiento LGTB, ha aplaudido la salida del armario de tan afamadas marionetas. Demostrando al mundo que dos amigos gays adoctrinaban a los niños con buenos consejos, y con una formación equilibrada y moralizante pero acorde con sus principios gays. De este modo no sólo se normalizaba sino que esta parejita de supuestos mariquitas eran absolutamente ejemplarizantes.

Pero Frank Oz uno de los creadores de Epi y Blas, manifiestan que eran muy buenos amigos, pero al igual que los ángeles no tienen orientación sexual.

Ambos eran protagonistas de la serie «Barrio Sésamo», una serie atemporal, cuyo visionado ha servido a muchos padres, para enseñar ciertos valores a sus hijos. Mucha gente había lanzado rumores sobre si eran o no, una pareja homosexual, rumores que habrían cobrado fuerza con las manifestaciones de no de los guionistas, este guionista confirmaba que él sí lo era.

Rápidamente «Barrio Sésamo» ha desmentido que Epi y Blas fueran una pareja homosexual. El equipo productor ha manifestado: «Como hemos dicho siempre, Epi y Blas son mejores amigos. Ellos fueron pensados para enseñar a niños de preescolar que la gente puede tener buenos amigos a pesar de sus diferencias. Y aunque estos dos personajes fuesen identificados como masculinos y poseyeran comportamientos humanos, siguen siendo marionetas y no tienen orientación sexual».

Franl Oz,  dice  que a Mark Saltzman le preguntaron si Epi y Blas eran una pareja gay. Está bien si Saltzman cree que lo son. Pero no lo son, por supuesto.

Aunque, ¿por qué esa pregunta? ¿Importa en realidad? ¿Por qué la necesidad de definir a la gente solo por su orientación sexual?», explicaba Frank Oz, dejando claro que los personajes de Epi y Blas no eran homosexuales, simplemente mejores amigos.

Gracias, por la aclaración. cada uno puede acostarse con quien quiera… allá él, pero el intento de manipulación de los personajes por el Lobby, había de ser atajado. No pasa nada si son homosexuales, pero si ahora se presume de ello, mucha gente puede sentirse molesta por haber confiado muchas horas del ocio infantil de sus hijos a apologetas del tristrás por detrás.