El juez Llarena tiene todo muy claro y reactiva la Euroorden de detención

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena tal como había avanzado en Febrero iba a esperar a que acabase la fase de instrucción, una vez abierto el auto de procesamiento ha reactivado la euroorden para Puigdemont y todos los consejeros que se encontraban fugados y también para la nueva escapista Marta Rovira. En este último caso, también ha reactivado una orden de detención internacional, ante la posibilidad de que esté fuera de la Unión Europea.

Para poder asegurarse la extradición, Llarena los ha procesado por malversación, aparte de por rebelión, un delito que sí que reconocen los códigos penales de los países donde están. Eso también quiere decir que una vez devueltos a España, sólo se les podrá juzgar por este delito y no por rebelión. Ya bastante llevan, pero aún así si les condenan más van a pillar los que estén en Prisión.

El protocolo establecido en las euroordenes hace que estas se activen a través de Interpol y Sirene que es el órgano que coordina la orden en todos los países.

Sin perjuicio de que además no puedan entrar al territorio nacional, porque aquí siguen vigentes las órdenes de detención nacional cursadas en su momento contra ellos. De momento se librará la guarra de Anna Gabriel a nivel internacional, porque a ella sólo se le acusa de desobediencia. En España sin embargo no podrá venir tan contenta.