El juez González contra el Estado español y el ministro de Justicia

Las palabras del ministro de Justicia, Rafael Catalá, sobre el juez del voto particular de la sentencia de ‘la manada’ pueden acabar en los tribunales. El magistrado Ricardo González se está planteando demandar a Catalá por acusarle de tener “algún problema singular” debido a su postura de pedir la absolución de los cinco acusados.

El juez denunciaría al titular de Justicia por injurias y calumnias, al considerar que su honorabilidad ha quedado manchada por las declaraciones de Catalá. Una decisión que, además, contaría con el aval de las asociaciones de jueces, que apoyaron en bloque a González y cargaron contra el ministro, y del CGPJ, que exigió “responsabilidad institucional” al ministro.

Desde el día de las declaraciones las críticas al ministro de los jueces no han dejado de parar. La exquisita argumentación del voto particular en la sentencia del caso contra la “manada” deja en evidencia a quien debería ser modelo de corrección jurídica y se ha convertido en uno más de los vulgares linchadores del populacho. El desamparo de toda la carrera judicial ante la inutilidad del ministro de Justicia es comparable al que podemos sentir todos una vez que se comprueba que la justicia está en manos de mayorías moldeables televisivamente.

1 Comentario

  1. Son esas mismas asociaciones de jueces las que deberían ASUMIR TODOS LOS COSTES DEL PROCESO, pues esto mismo puede sucederle a cualquiera de los 5.500 miembros de la carrera judicial, cuando osen discrepar del PRI español, digo del PP…

Comentarios cerrados.