El independentismo contraataca, toma posiciones, mientras el gobierno de España se duerme

Un auténtico ejército de abogados han incluido en los listado de heridos a más de 200 afectados por las cargas policiales en Gerona, y de momento ya han conseguido identificar a más de treinta efectivos policiales, y guardias civiles, como supuestos autores de estas «agresiones». ¿Imaginan ustedes en cualquier carga policial que se identifique a los agentes intervinientes?, la misión de un policía antidisturbios, como su propio nombre indica es actuar contra los disturbios, y los responsables de sus actos, (salvo hechos muy puntuales) son responsabilidad de quien da las órdenes, y no de ellos cuyo trabajo es ejecutarlas.

Un juzgado de instrucción está llevando las denuncias contra los agentes que intervinieron en le colegio Verd, y en alguno otro colegio gerundés. Y los abogados indepes, se muestran muy contentos de la marcha de las investigaciones, algo que realmente nos preocupa, puesto que la alegría de los independentistas, ocasiona nuestro recelo. De momento más de 200 denunciantes, están siendo vistos por los médicos forenses, que podrán acreditar lesiones, no tanto causa-efecto de las mismas, y menos que esas lesiones no sean consecuencia de su resistencia y desobediencia a la policía.

Creemos que el fiscal debería coger ese listado de doscientos denunciantes, y además de las posibles denuncias falsas, que ya se verá, debería proceder de oficio ocntra ellos, ya que deberían ser perseguidos por un delito de resistencia a la autoridad. Es obvio, que si tienen lesiones, es porque estaban allí realizando un acto ilícito.

Uno de los abogados actuantes, el letrado Carreras, quiere saber quien dío las órdenes y pretende saber quienes eran los jefes del dispositivo, ya sean policiales o políticos «Queremos llegar a saber quién ordenó y qué ordenó».

Y como no, no podía faltar otra de las reinas chupasubvenciones, Amnistía Internacional está demostrando que tiene un especial interés e implicación en este asunto estándo en contacto con los letrados de la acusación, elaborando informes de la actitud del Gobierno español.
A este procedimiento se van sumando nuevos lesionados que de repente recuerdan que ellos también cobraron, por lo que el procedimiento puede ser lento, y complicado.
Esperemos que el procedimiento sea archivado sin más, a fin de no seguir engordando esta fabulación apoyada por el odio a lo Español desde todos sus frentes.