El Frente Popular de Sánchez se saltará la Ley diciendo que la cumple como hizo en 1.936

¿Dónde va España con un Gobierno de PSOE, Podemos y separatistas varios? Dos notas serán las características del tiempo nuevo, como diría el cursi de Pedrito Sánchez, que se abre.

La primera de las características del Gobierno de Sánchez será saltarse la Ley a la torera, pasarse la Constitución por el forro, al mismo tiempo que se llenará la boca con las palabras Ley y Constitución y, sobre todo, democracia. Esto sucederá en unos términos descarados. Nos asombrará lo que será capaz de hacer y legislar por Decreto contra la legislación vigente pero en nombre de la Ley y la Constitución porque además todo sucederá en el corto plazo que intuyen tienen de un año y medio.

Que se olviden quienes piensen que Pedro Sánchez intentará poner en marcha una Reforma Constitucional. Esa reforma es imposible. Pedro Sánchez destrozará de hecho la Constitución mientras se llena la boca defendiéndola. Asistiremos a las interpretaciones más torticeras imaginables de la Ley y jueces habrá que nos den las explicaciones más estupendas de la ignominia más absoluta.

La segunda característica del Gobierno de Sánchez será que durará cuanto pueda alargarlo incluso aunque para ello deba, otra vez, pasarse la Ley por el forro lo que nunca reconocerá. ¿Qué estamos diciendo? Que cuando la izquierda entra en el Gobierno se conoce el día de entrada pero sacarla del Gobierno no será fácil. Veremos extraordinarios recovecos legales y manipulaciones electorales inimaginables que sirvan para mantener en el poder a la izquierda. No en vano, nos van a gobernar los asesores de Nicolás Maduro.

Por último: ¿Estamos ante el final de España como nación? Es probable. Por si las moscas, los militares, nos referimos a los uniformados con valores castrenses que queden, no a la gente que pasea de uniforme por los cuarteles, debieran ir meditando sobre aquello del honor.