El F.C. Barcelona empató en casa y no por cosa de meigas

Iago Aspas, perdón el Celta, consiguió lo que hasta ahora no había sucedido en el Camp Nou: el empate. No es mucho pero, a diferencia del Valencia, los gallegos venían con las cosas más claras, aunque el premio fue el mismo. Un puntito.
Inicio fantástico del Celta disputando el balón de tú a tú, con el control y posesión en bastantes ocasiones y eficaces a la contra. Salir valientes les dio como premio adelantarse en el marcador pero con ello también despertó a un Leo Messi omnipresente cada vez mejor asociado con Paulinho, el cual parece tener telepatía con el argentino. A Suarez le anularon un gol. La noticia esta en que, por una vez, no estaba en fuera de juego…
En la segunda parte gracias a la entrada de Dennis o mejor dicho, a la salida de Iniesta, recuperamos la velocidad y el último tramo estuvo cargado de ocasiones, ayudados también por que en esos momentos el Celta ya se dedicaba a defender aunque dando algún zarpazo de vez en cuando.
El aficionado del Barcelona llora la pérdida de Umtiti para el clásico. Demasiado caro ha ha salido el punto.
Valverde que ponga la lupa en la baja forma de Rakitic, Pique y como no Suarez, todos muy imprecisos.
Por cierto, no es por cosas de meigas que al Real Madrid ayer los leones le arañarán un puntito y no supieran aprovechar el resbalón del líder; es básicamente por que hicieron un pésimo partido.
V.R.B.