El etarra Boye se enfada y rompe con el Colegio de Abogados de Madrid

El impresentable abogado de Carlos Puigdemont, etarra y editor de esa copia del Charlie Hebdo a la española, la revista Mongolia, ha decidido romper su relación con el Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid, en el que era profesor de Derecho Procesal. Dice que lo hace por coherencia, porque no puede seguir bajo el mismo techo que profesores que han instado la querella contra él por manipular las palabras del juez Llarena para demandarlo por decir lo que no dijo. Muy ofendido estaba Boye cuando ha utilizado las redes sociales para comunicar que privaba en adelante de su talento a las nuevas hornadas de abogados. Dios nos libre de caer en manos de alguno instruido por el etarra.

Así que Boye no puede ver lo absolutamente vergonzante y vejatorio que puede resultar para un letrado compartir mantel con el trilero pistolero que falsea declaraciones para interponer demandas contra jueces que hacen su trabajo bien. Sabemos que Boye no vive de su sueldo como profesor del CECAM y por eso puede dejarlo así. Él vive de las provisiones de fondos que, vía caja de resistencia de la República Catalana, pagamos todos los españoles con nuestros impuestos y malgasta Puigdemont, vive de la extorsión del secuestrado y del impuesto revolucionario. Vive, como viven todos los cerdos, porque hay una mano que los alimenta. Pero como a todos los cerdos, les llega su San Martín.

3 Comentarios

  1. Este individuo va a hacer bueno a Rodríguez Menéndez…, la peor figura de la abogacía madrileña y española, en muchos años, delincuente fugado a Argentina, hasta que preconcibieron sus delitos, cn múltiples condenas y cientos de denuncias en el colegio de abogados, etc.

Comentarios cerrados.